Más de 500 ciudadanos del sureño estado indio de Tamil Nadu llevan más de 10 días de ayuno en protesta contra un proyecto de energía nuclear que consideran no ofrece suficientes garantías de seguridad.

Entre 500 y 600 pobladores de las localidades de Kuttukulai y Kuttapanai se mantienen en huelga de hambre por relevos, dijo a la agencia de noticias IANS, S. Sivasubramanian, coordinador del Movimiento de los Derechos del Pueblo, una organización opuesta a la apertura de la central nuclear de Kudankulam.

No ofrece suficiente seguridad

Ciudadanos del distrito de Tirunelveli, en el extremo meridional de la India, consideran que la planta, dotada con reactores de agua presurizada como los usados en las antiguas repúblicas soviéticas, no resistiría un terremoto de gran intensidad o un tsunami como los de marzo último en Fukushima, Japón.

Sivasubramanian descartó un inmediato diálogo entre los manifestantes y una comisión de expertos creada por el gobierno central con la misión de convencerlos de la segura operatividad de la central, cuya primera unidad debe comenzar a funcionar a fines de este año o inicios del próximo.


Los pobladores de Tirunelveli vienen protestando desde hace meses contra la puesta en marcha de la planta, que con capacidad para generar mil MW, está valorada en unos dos mil 600 millones de dólares.

La India es el quinto país del mundo en generación de electricidad, pero su escasa producción per cápita obliga a decenas de millones de personas a encender velas o lámparas de aceite cuando cae la noche, y los frecuentes cortes de suministro causan a la economía cuantiosas pérdidas.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.