Los bomberos utilizaron aviones de transporte de agua el sábado mientras luchaban para controlar incendios forestales en la región española de la Costa Brava que obligó a 350 personas a ser evacuadas de sus hogares, dijo el servicio regional de bomberos. El incendio, que la policía cree que fue causado por un cigarrillo desechado, arrasó más de 400 hectáreas de bosques y matorrales en el borde del parque natural Cap de Creus, una popular zona turística.

“Estamos tratando de controlar el fuego en este momento con seis aviones, que están echando agua sobre las llamas y 90 bomberos en tierra”, dijo Sergi Palacios, del cuerpo de bomberos de la Generalitat de Catalunya. Las imágenes de video tomadas por los bomberos los mostraron trepando por el terreno rocoso mientras trabajaban en la oscuridad para enfrentar el incendio, que comenzó el viernes.

Graves incendios

Más de 231 personas han tenido que buscar refugio durante la noche en alojamientos temporales ofrecidos por el Ayuntamiento en el distrito de El Port de la Selva. La policía dijo que cualquiera que sea encontrado responsable de causar el incendio al tirar un cigarrillo humeante podría enfrentar cargos criminales. “Una colilla negligente son 50 años de reforestación”, dijo a la prensa Jordi Puignero, vicepresidente de la Generalitat de Cataluña.

Por su parte un incendio forestal en expansión que se extendió sin control durante más de una semana en el sur de Oregón, EEUU, obligó a los bomberos a retirarse por cuarto día consecutivo mientras se expandía para convertirse en el quinto incendio más grande del estado en más de un siglo según dijeron funcionarios forestales este fin de semana.

El incendio Bootleg, el más grande entre docenas de incendios forestales que se produjeron en el paisaje seco de yesca del oeste de los Estados Unidos, ha arrasado más de 97 mil hectáreas, un área que excede la masa terrestre de la ciudad de Nueva York. Irónicamente, el humo denso que envuelve gran parte de la región de los incendios puede mitigar ligeramente los efectos de otra ola de calor que se espera este fin de semana en las Montañas Rocosas, que se extiende a partes de Montana, Idaho, Wyoming, Utah y Colorado.

El incendio de Bootleg ha estado quemando madera y matorrales resecos por la sequía en y alrededor del Bosque Nacional Fremont-Winema desde que estalló el 6 de julio cerca de Klamath Falls, a unas 250 millas (400 km) al sur de Portland. La causa está bajo investigación. Las llamas han destruido al menos 21 casas y otras 54 estructuras, dijeron las autoridades. El viernes, el Departamento de Silvicultura de Oregón enumeró más de 5.000 casas como amenazadas, aproximadamente 3.000 más que un día antes.

1,5 millones de hectáreas perdidas en Rusia

Mientras tanto, Rusia está luchando contra fuertes incendios forestales que se están registrando en la república de Sajá (Yakutia), en el noreste de país.

Según informa Interfax con referencia a los bomberos, en los últimos dos meses el fuego ha destruido 1,5 millones de hectáreas de bosques y más de 200.000 hectáreas de terrenos no forestales. Actualmente, los incendios activos cubren más de 2.000 hectáreas.

En las redes se han compartido videos grabados en el área de la localidad de Namtsy, donde viven alrededor de 10.000 personas. En imágenes se puede ver cómo el humo tiñó de naranja el color del cielo. Además de Namtsy, las llamas amenazan también al pueblo de Yert, de casi 500 habitantes.

Los científicos han dicho que la creciente frecuencia e intensidad de los incendios forestales se pueden atribuir en gran medida a la sequía prolongada y a los crecientes episodios de calor excesivo que son sintomáticos del cambio climático.

Fuente: https://www.reuters.com, https://actualidad.rt.com, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.