Un total de 2.531 colmillos de elefantes fueron decomisados la última semana de agosto en distintas partes del mundo, informó la organización red de monitoreo Traffic en su último informe. Mediante el análisis del ADN, al incautarse el marfil puede averiguarse cuál es su real procedencia.

En Tanzania, 1041 colmillos; en Hong Kong, 794 piezas con un peso de 1.9 toneladas; y en Malasia, 695 piezas. Este número de piezas indica que no menos de 1.266 elefantes fueron sacrificados.

De millones a miles en poco tiempo

Los elefantes africanos se dividen en 2 razas: de los bosques y de la selva, y ambas están actualmente en peligro de extinción ya que el hombre se ha convertido en su mayor depredador, tanto por su carne como por sus colmillos de marfíl.

A principios de siglo se les contaba por millones, en 1989 se prohibió la caza del elefante africano y el tráfico de marfil, luego que la población se redujese a menos de 700.000 ejemplares; aún así, en la siguiente década como consecuencia de los cazadores furtivos se redujo su población en más de un 50%.

“Felicito a las autoridades de Hong Kong por este importante decomiso, pero ahora es vital asegurar que todas las pistas se sigan para encontrar a los responsables de esta larga cadena de contrabando”, señaló Tom Milliken, coordinador del programa Rhino de TRAFFIC.

China entre los principales responsables

A nivel mundial, el comercio ilegal de marfil ha ido en aumento desde el 2004 y China es considerada como el mayor consumidor de marfil en la actualidad.

En Zanzibar las autoridades incautaron cerca de 2 toneladas de Marfil que iban a ser enviadas a Malasia, estas estaban escondidas en un contenedor de anchoas. Los contrabandistas confiaban en que su fuerte olor iba a desanimar a los oficiales de aduanas de revisar el contenido. La última semana de agosto, se decomisó 695 piezas de Marfil en Malasia.

Los colmillos de un elefante africano pueden llegar a medir hasta 2 metros y pesar 60 kilos cada uno. En 1989 el kilo de marfil en el mercado negro estaba valorado en US$ 100, en el 2004 este precio se duplicó, y luego se disparó hasta US$750 por kilo en el 2010.

Se calcula que el tráfico mueve unas 240 toneladas al año de los cuales solo el 10% es incautado, lo cual indica que está desapareciendo el 8% de toda la población anualmente, señalo Samuel Wasser, director del Centro de Biología de la Conservación de la Universidad de Washington

Fuente: Harry Usseglio / La Gran Época.
Artículo original: Malasia: incautan 2.500 colmillos de elefantes en red de tráfico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.