Unos 25.000 caballitos de mar y miles de aletas de tiburón, con un valor total de unos 200.000 dólares, fueron incautados en Lima cuando iban a ser enviados ilegalmente a Japón, informó el Ministerio peruano de la Producción. La alarma saltó la semana pasada, cuando durante un operativo rutinario de aduanas se encontraron varios bultos que contenían caballitos de mar deshidratados dentro de un cargamento destinado al país asiático.

«Energizantes y afrodisiacos»

Tras el aviso, la policía peruana inició un operativo que culminó en un almacén del puerto del Callao, cerca al aeropuerto internacional de Lima, donde se localizó la totalidad del cargamento ilegal. Los hipocampos se encontraban almacenados en 51 cajas envueltas en plástico, listas para ser enviadas a Japón, donde son muy valorados como supuestos energizantes y afrodisiacos.

El alto valor que estos peces registran en países asiáticos condujo en el pasado a su pesca indiscriminada en la costa de Perú, lo que llevó al Gobierno a prohibir esta actividad desde agosto de 2004.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.