La Administración Nacional de Productos Médicos de China ha aceptado dos métodos de prueba (alternativos) que no utilizan animales para la regulación de los cosméticos. Si bien los nuevos métodos no reemplazarán las pruebas en animales, según explica PETA, «evitarán el uso de innumerables animales» en ciertas pruebas.

Los nuevos métodos, que entrarán en vigencia el 1 de enero de 2020, son para pruebas relacionadas con la irritación de ojos y piel. PETA acreditó al Instituto de Ciencias In Vitro (IIVS) por su «trabajo innovador» en “la capacitación de científicos chinos y funcionarios de educación en métodos modernos que no experimentan en animales”, ayudando a traer métodos de prueba alternativos a China.

Alternativas al sufrimiento animal

«Hemos visto de primera mano cómo la asociación con NIFDC y nuestro programa de capacitación han creado conocimiento y competencia en alternativas», dijo Erin Hill, presidente del IIVS, en un comunicado.

«La apertura del laboratorio de alternativas a la experimentación en animales en el Instituto de Control de Alimentos y Medicamentos de Zhejiang (ZJIFDC) es un maravilloso ejemplo de cómo los laboratorios pueden expandirse para ofrecer servicios de capacitación y pruebas en métodos de prueba alternativos».

«La aprobación de estas dos pruebas modernas y humanas es un gran paso adelante para China», dijo la vicepresidenta de PETA en Estados Unidos, Kathy Guillermo, en un comunicado enviado al portal Plant Based News. «Ningún animal debe ser envenenado o cegado con un producto de consumo, o por cualquier otra razón».

Un avance obtenido gracias al activismo

«Después de varios años de presión de PETA, el gobierno chino aprobó otros dos métodos que no usan animales para probar productos cosméticos en China», dijo la organización. «Las dos pruebas recientemente aprobadas, el ensayo de reacción peptídica directa para la sensibilización de la piel y el ensayo de exposición a corto plazo para la irritación de los ojos, evitarán a innumerables animales la agonía de tener sustancias goteadas en los ojos y frotadas sobre la piel».

«Este importante progreso se debe al trabajo innovador de los científicos expertos y especialistas en regulación del Instituto de Ciencias In Vitro (IIVS), con quienes PETA proporcionó financiamiento inicial para capacitar a científicos chinos y educar a los funcionarios en métodos modernos que no emplean animales».

Agregó: «En 2014, el gobierno chino anunció que aceptaría los resultados de los métodos de prueba sin animales, pero solo para cosméticos de uso no especial fabricados en China. Todavía se requieren pruebas en animales para todos los cosméticos importados y todos los cosméticos de uso especial, independientemente de dónde se fabricaron».

«Al comprar solo productos libres de crueldad, podemos evitar que animales como los conejos, cobayas, ratones, ratas, entre otros, tengan que soportar terribles experimentos, que al final les producen sufrimiento y muerte».

Fuente: https://www.plantbasednews.org/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.