La importación europea de soja, aceite de palma y carne de vacuno, entre otros productos procedentes de América del Sur y el sudeste asiático, es uno de los factores que está detrás de la deforestación tropical. El modelo de alimentación y consumo imperante en la UE es uno de los principales causantes de esta deforestación y de las emisiones asociadas. Así lo revela un informe de WWF. Dos tercios de la deforestación se relacionan con tres materia primas importadas: soja, aceite de palma y vacuno.

Los productos agrícolas importados por la UE están implicados en la deforestación de muy distinta manera. Más del 80% de la soja consumida en Europa se utiliza para la alimentación animal en la producción industrial de carne. Y, por otra parte, el aceite de palma se usa ampliamente en la fabricación de muchos productos, como margarina, lápiz de labios, galletas, velas, chocolate, detergentes para ropa o biocombustibles, según informa La Vanguardia.

Los principales depredadores

El informe de WWF revela que en 2017 (último año del que se disponen datos) la UE fue el segundo mayor importador de deforestación después de China; fue el responsable del 16% de la deforestación asociada al comercio internacional, con un total de 203.000 hectáreas y 116 millones de toneladas de CO2.

Además, entre 2005 y 2017, las economías más grandes de la UE (Alemania, Italia, España, el Reino Unido, los Países Bajos, Francia, Bélgica y Polonia) fueron responsables del 80% de la deforestación generada en la UE a través de la importación y el consumo de productos agrarios vinculados con la destrucción de los ecosistemas.

China por su parte encabezó la lista de los países que contribuyen a la destrucción de la superficie forestal del planeta, según el informe. “Entre 2005 y 2013 la importación de productos agrícolas por la UE [Unión Europea] tuvo el mayor impacto en el proceso de desaparición de los bosques (…) pero desde 2014 la lista de los países responsables de la destrucción de tierras forestales la encabeza China”, dice el documento.

Millones de hectáreas de bosque perdidas

De 2005 a 2007 la importación de productos agrícolas por los países miembros de la UE provocó la tala de más de 3,5 millones de hectáreas de bosque, así como la emisión de unas 1.800 toneladas de CO2 a la atmósfera, lo que equivale al 40% de las emisiones de dióxido de carbono anuales de la UE.

A pesar de que la tala de bosques relacionada con la importación se redujo en un 40% de 2005 a 2017, los países miembros del bloque comunitario fueron responsables del 16% de la deforestación total en el marco del comercio internacional en 2017, lo que se puede traducir en 203.000 hectáreas de bosque y 116 millones de toneladas de dióxido de carbono emitidas a la atmósfera.

Según el informe, las importaciones de China en 2017 contribuyeron al 24% de la deforestación, seguidas por las de la India (el 9%), de Estados Unidos (el 7%) y de Japón (el 5%). Entre los artículos importados que tienen un mayor impacto en la deforestación, los especialistas destacan: La soja, el aceite de palma, la carne de vacuno, los productos de madera, el cacao, el café.

Por otra parte los principales focos de deforestación, según el documento, están en Brasil, Indonesia, Argentina y Paraguay.

Fuente: https://mundo.sputniknews.com/, https://www.lavanguardia.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.