La contaminación radioactiva provocada por la dañada central nuclear de Fukushima se extendió a hojas de té halladas a 365 kilómetros de esa localidad, afectada por el devastador terremoto del pasado 11 de Marzo.

Según las pruebas, el cesio radiactivo supera los límites establecidos en los cultivos de esa infusión ubicados en la ciudad de Shizuoka, al suroeste de Tokio.

Superando los límites establecidos

Hace una semana, el gobierno japonés decidió prohibir la circulación de hojas de té, situadas en cuatro prefecturas cercanas a la capital. En las regiones afectadas al respecto, como las provincias de Ibaraki, Chiba, Kanagawa y Tochigi, la medición de la contaminación llegó a 679 becquereles, superior al límite establecido de 500.

Por otro lado, el Gobierno del primer ministro Naoto Kan ordenó a la empresa Tokyo Electric Power (Tepco) aplicar medidas que mejoren las condiciones de trabajo en Fukushima ante los riesgos de radioactividad.

Crisis en desarrollo

Expertos de Tepco, franceses y estadounidenses continúan las labores en Fukushima, inyectando cerca de 500 toneladas de agua diariamente para intentar reactivar los circuitos de enfriamiento y evitar complicaciones. Sin embargo, la temperatura no se estabiliza en los reactores dañados y persiste la acumulación de 100 mil toneladas de agua radioactiva en las destruidas edificaciones.

La crisis generada por el sismo ha causado serias pérdidas económicas a Japón, además del cuestionamiento a la política oficial aplicada en la generación de electricidad por medio de centrales nucleares.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.