Al igual que en la sociedad humana, las hembras de colibrí se lo han tomado en sus propias manos para evitar el acoso. Al observar colibríes jacobinos de cuello blanco en Panamá, los investigadores descubrieron que más de una cuarta parte de las hembras tienen la misma ornamentación de colores brillantes que los machos, lo que les ayuda a evitar comportamientos masculinos agresivos durante la alimentación, como picoteos y golpes de cuerpo. El estudio fue publicado en la revista Current Biology.

«Uno de los ‘momentos aha’ de este estudio fue cuando me di cuenta de que todas las hembras jóvenes tenían colores llamativos», dice Jay Falk, quien dirigió la investigación como representante del Laboratorio de Ornitología de Cornell y el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales. «Para las aves, eso es realmente inusual porque generalmente se observa que cuando los machos y las hembras son diferentes, los más jóvenes generalmente se parecen a las hembras adultas, no a los machos adultos, y eso es cierto casi en todos los ámbitos para las aves. Era inusual encontrar uno donde las aves jóvenes se parecían a los machos. Así que estaba claro que algo estaba en juego».

Hembras de colibrí

Interesante descubrimiento

Se sabe que los colibríes jacobinos de cuello blanco machos tienen colores brillantes y llamativos, con cabezas azules iridiscentes, colas blancas brillantes y vientres blancos. Las hembras jacobinas, por otro lado, tienden a ser más apagadas en comparación, con colores verdes, grises o negros que les permiten mezclarse con su entorno. Falk y su equipo, sin embargo, encontraron que alrededor del 20% de las hembras adultas tienen colores llamativos como los machos.

Todas las hembras jóvenes tienen colores llamativos, pero este 20% de hembras no cambia al color apagado a medida que envejecen. No está claro si este fenómeno es genético, por elección del colibrí o por factores ambientales. Sin embargo, los investigadores encontraron que probablemente sea el resultado de que las hembras de colibríes intentan evadir el acoso, incluida la agresión perjudicial durante el apareamiento o la alimentación.

«Los colibríes son animales muy queridos por muchas personas, pero todavía hay misterios que no hemos notado o estudiado», dice Falk. «Es genial que no tengas que investigar un pájaro desconocido para encontrar resultados interesantes y reveladores”.

Así están más tranquilas

Para saber por qué algunas hembras de colibrí mantenían sus llamativos colores, los investigadores crearon un escenario con colibríes disecados en comederos y observaron cómo los colibríes reales interactuaban con ellos. Descubrieron que los colibríes acosaron principalmente a las hembras de colibríes de colores apagados, lo que está a favor de la hipótesis de que los colores llamativos son causados ​​por la selección social.

Además, la mayoría de las hembras tenían colores llamativos durante su período juvenil y no durante su período reproductivo. Esto significa que la única vez que tenían colores llamativos es precisamente durante el período en el que no buscan pareja. En combinación con otros resultados del estudio, esto indica que no es la selección sexual la que causa el fenómeno.

En los estudios futuros, Falk y su equipo esperan utilizar los resultados de la variación entre las hembras jacobinas de cuello blanco para comprender cómo puede evolucionar la variación entre machos y hembras en otras especies.

Fuente: https://phys.org/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.