Grupos ecologistas pidieron una prohibición internacional del comercio de una variedad de mariscos y vida silvestre mexicanos, con la esperanza de obligar a México a hacer más para salvar a la marsopa vaquita marina, el mamífero marino más amenazado del mundo.

Estados Unidos ya tiene un embargo sobre las importaciones de camarón del Alto Golfo de California. También conocido como el Mar de Cortés, el cuerpo de agua es el único lugar donde vive la vaquita, y quedan tan solo 10.

No se cumplen las prohibiciones

El Consejo de Defensa de los Recursos Naturales, el Centro para la Diversidad Biológica y otros dos grupos dijeron en una carta abierta que México no ha logrado hacer cumplir la prohibición de que los pescadores usen redes de enmalle, que atrapan a las vaquitas. Las redes están diseñadas para capturar totoaba, un pez en peligro de extinción cuya vejiga natatoria se considera un manjar en China y vale miles de dólares.

“Sólo la presión internacional más fuerte obligará a México a sacar del agua las redes de pesca letales antes de que estas pequeñas marsopas desaparezcan para siempre”, escribió Sarah Uhlemann, directora de programas internacionales del Centro para la Diversidad Biológica. El gobierno de México por su parte no ha emitido comentarios al respecto.

En marzo, un organismo gubernamental planteó críticas al anunciar que consideraría varias propuestas que casi con certeza dañarían a la vaquita. El gobierno no ha anunciado si esas propuestas serán aceptadas.

Podrían reducir el área de protección de la vaquita marina

El grupo interinstitucional mexicano dijo que está considerando levantar la protección de especies en peligro de extinción como la totoaba. La apertura de la pesca legal de totoaba probablemente aumentaría las muertes de vaquitas, pero proporcionaría una ganancia inesperada para algunos pescadores en México.

El grupo también dijo que está considerando reducir el área de protección para la vaquita, lo que abriría más áreas para las redes de enmalle que se usan para la totoaba y otras especies. Las redes atrapan y ahogan a las vaquitas.

El grupo también revivió una teoría vieja y desacreditada que culpa al declive de las vaquitas a la falta de flujos de agua desde Estados Unidos a través del río Colorado, que comienza en Estados Unidos y desemboca en el Golfo de California.

Negación de una realidad

La teoría del río Colorado postuló que una disminución de agua dulce del río debido a su uso desde los EEUU había aumentado la salinidad en la parte superior del Golfo, afectando de alguna manera a la vaquita.

La semana pasada, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza publicó una carta refutando ese argumento, diciendo que “la comunidad científica acepta ampliamente que la mortalidad insostenible en las redes de enmalle (colocadas para camarones, totoaba y otros peces) es la causa del rápido declive de la vaquita marina. No hay razón para buscar una explicación alternativa para el declive sin precedentes de la vaquita marina”.

La Secretaría de Medio Ambiente de México ha dicho que la caída en el número de vaquitas y el área donde se han visto en los últimos años justifica la reducción de la zona de protección, que actualmente cubre la mayor parte del golfo superior. La zona comienza alrededor del delta del río Colorado y se extiende hacia el sur pasando el pueblo pesquero de San Felipe y cerca de Puerto Peñasco. Pero tal medida es también una admisión de que la pequeña marsopa tal vez nunca regrese a todo el rango histórico de su hábitat.

Fuente: https://phys.org, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.