Grupos climáticos alemanes anunciaron este fin de semana una ofensiva legal contra los gigantes automotrices Volkswagen, Daimler y BMW para obligarlos a reducir las emisiones más rápido, envalentonados por las recientes victorias judiciales a favor de la protección del clima.

Greenpeace Alemania y Deutsche Umwelthilfe (DUH) dijeron que han enviado una carta de reclamo a los tres fabricantes de automóviles pidiéndoles que se comprometan con objetivos más ambiciosos para reducir las emisiones de carbono, incluida la finalización de la producción de automóviles impulsados por combustibles fósiles para 2030.

Plantando cara “a los destructores del clima”

Si no responden a la carta en las próximas semanas y detienen su «comportamiento ilegal», las ONG dijeron que están listas para presentar demandas en los tribunales. «Estamos haciendo responsables a aquellas empresas que han estado destruyendo nuestro clima durante años», dijo el director ejecutivo de DUH, Sascha Mueller-Kraenner, en una conferencia de prensa.

Si bien las tres compañías automotrices han anunciado planes para la transición de automóviles diésel y de gasolina a vehículos eléctricos más respetuosos con el ambiente, los demandantes dicen que sus objetivos son vagos y no vinculantes. «Los planes de electrificación de las empresas no son lo suficientemente ambiciosos y demasiado lentos. No serán suficientes para evitar la crisis climática», dijo Martin Kaiser de Greenpeace.

Una cuarta empresa, la empresa alemana de petróleo y gas Wintershall Dea, también está siendo objeto de los procedimientos legales por su papel en la emergencia climática. Las demandas, si siguen adelante, serían las primeras de este tipo en Alemania.

Una carga injusta para las generaciones futuras

Los demandantes basan su caso en un veredicto histórico del tribunal constitucional de Alemania en abril que determinó que los planes de este país para frenar las emisiones de CO2 eran insuficientes para cumplir los objetivos del acuerdo climático de París y suponían una carga injusta para las generaciones futuras.

En una gran victoria para los activistas, el gobierno de la canciller Angela Merkel adelantó la fecha de la neutralidad de carbono en cinco años hasta 2045, y elevó su objetivo para 2030 de reducciones de gases de efecto invernadero. La activista de Fridays for Future, Clara Mayer, quien actúa como demandante en el caso contra VW, dijo que las recientes inundaciones mortales en el oeste de Alemania habían demostrado que la emergencia climática «ahora está justo afuera de nuestra puerta».

Dijo que VW, como uno de los fabricantes de automóviles más grandes del mundo y un importante emisor de CO2, tenía «una inmensa responsabilidad». El grupo de 12 marcas, que también incluye a Audi, Porsche y Skoda, dijo en un comunicado que no creía que la ruta legal de los activistas fuera «una forma apropiada de resolver importantes desafíos sociales».

Añadió que VW estaba invirtiendo 35.000 millones de euros (41.000 millones de dólares) en su apuesta por convertirse en un líder mundial en vehículos eléctricos para 2025. Mientras tanto, el fabricante de Mercedes-Benz, Daimler, dijo que «no ve ninguna base» para la demanda judicial y prometió defenderse «a través de todos los medios legales» en caso de entablar una demanda. El fabricante de automóviles de lujo BMW reiteró que la compañía estaba comprometida con el acuerdo climático de París, que tiene como objetivo limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados en comparación con los niveles preindustriales.

Fuente: https://phys.org, https://www.standard.co.uk/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.