Greta Thumberg, la joven activista climática, protagoniza desde hace dos semanas una apretada agenda de actos en defensa del ambiente en general, acompañando a las Naciones Originarias de Canadá (denominación moderna de ‘los pueblos indígenas’ o los ‘indios’ de Norteamérica), los estudiantes que siguen haciendo huelgas climáticas todos los viernes y, en particular, contra las grandes compañías petrolíferas.

Después de pasar por capitales del centro de Estados Unidos como Denver (Colorado) y diversas zonas de Wyoming, Idaho y Montana, el pasado viernes 18 de octubre la inspiradora del movimiento juvenil internacional Fridays For Future participó junto a otras aproximadamente 15.000 personas en una manifestación en Edmonton, la capital más cercana a las grandes explotaciones de petróleo de Canadá.

Daño al ambiente y perjuicio para pueblos originarios

En esta amplia zona de la provincia de Alberta se extrae petróleo de las arenas bituminosas, en una práctica que no solo perjudica al clima -por la posterior combustión de este hidrocarburo- y la atmósfera -emisión de contaminantes- sino que también provoca un extenso impacto en el territorio, debido a la gran superficie y volumen de tierras que se remueven para filtrar el petróleo.

Ante la presencia de Greta Thunberg, algunos centenares de personas se concentraron también en Edmonton para defender sus puestos de trabajo en las empresas relacionadas con el petróleo y el gas. En el mismo sentido, el primer ministro de Alberta, el conservador Jason Kenney, criticó a los seguidores de Greta Thunberg y a las acciones contra la crisis climática.

Thunberg tomó la palabra el viernes en las inmediaciones del Parlamento de Alberta para agradecer a los estudiantes que “hoy han sacrificado su educación para llamar la atención sobre la emergencia climática y ecológica”. La joven de nacionalidad sueca añadió que “nuestro futuro está en juego” y criticó la dependencia del consumo de petróleo y sus derivados.

Cuarto productor de petróleo en el mundo

La provincia canadiense de Alberta, en el oeste del país, contiene algunas de las mayores reservas de petróleo del mundo y los yacimientos de las arenas bituminosas suponen el 96% de las reservas de Canadá. El año pasado, la provincia produjo 2,91 millones de barriles de crudo al día. Canadá es el cuarto productor de petróleo del mundo y también el cuarto mayor exportador, aunque la práctica totalidad de su petróleo es enviado a Estados Unidos.

Las explotaciones de petróleo tienen también un impacto notable sobre los grupos de población de la naciones originarias, debido a que ocupan territorios y provocan contaminación en las aguas. Greta Thunberg se ha reunido también durante los últimos días con diversos representantes de las Naciones Originarias de Canadá para conocer su situación y mostrar su apoyo ante las presiones que reciben estas pequeñas comunidades por parte de las autoridades estatales, provinciales y los representantes de las grandes compañías de hidrocarburos.

De forma paralela, a través de contactos telefónicos y mensajes en las redes sociales, Thunberg sigue de cerca las acciones en defensa del clima que se llevan a cabo en diversos puntos del planeta y se ha mostrado especialmente preocupada por las detenciones masivas de activistas climáticos que han llevado a cabo acciones pacíficas en capitales como Londres o Washington.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.