Activistas de Greenpeace depositaron esta semana 4.000 kilos de residuos frente al Ministerio de Medio Ambiente para exigir que se cambie el Proyecto de Ley de residuos y suelos contaminados, enviado el pasado viernes por el Consejo de Ministros al Parlamento para su tramitación.

Bajo pancartas con los lemas “Esta Ley quema el futuro” e “Incineración no”, Greenpeace ha querido denunciar los intereses y las presiones ejercidas para rebajar la Ley por las comunidades autónomas y las empresas dedicadas a la incineración.

Por un aire realmente limpio

El responsable de la campaña de contaminación de Greenpeace, Julio Barea, dijo a la agencia EFE que la basura que se recoge en Madrid está mezclada, y basándose en datos del ministerio ha añadido que “el 85% de los desechos termina en un vertedero o incinerada”, por lo que no se está cumpliendo lo que marca Bruselas.


Barea ha asegurado que los 4.000 kilogramos de residuos equivalen a los que producen unas tres mil personas en un solo día, lo que da una idea de lo que puede generar un país como España sin que estén siendo convenientemente tratados. “Queremos que se visualice el problema, y que las administraciones den una solución. Pedimos al ministerio que se haga cargo de un tratamiento sostenible de los residuos” sentencia el responsable de la campaña.

Fuente: EFE, Greenpeace, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.