Los habitantes de East Yorkshite, Gran Bretaña, se despertaron con una inusitada y triste noticia. Una ballena  apareció varada a 800 metros de la costa del río Humber. El hecho generó curiosidad entre los expertos locales, que no entendían cómo podría haber llegado hasta allí un animal de 10 metros de largo y 20 toneladas de peso.

“Es posible que quedara estancada en aguas poco profundas con la marea alta”, asegura un vocero de la reserva natural de Yorkshire Wildlife Trust, Andy Gibson. “Cuando una ballena se ve en esa situación, intenta rodar, y es probable que en esa maniobra se quedara tapado el orificio por el que respiran”, explicó.

Cambio de temperatura

Las hipótesis de los expertos al respecto es que el verano fue muy cálido desde finales de agosto y eso haya atraído a los animales, o bien, que un cambio en las corrientes de agua fría del Ártico produjo que las ballenas buscaran otro sitio en el que asentarse.

El animal, hallado en el condado de East Yorkshire, en el estuario del río Humber, pertenece a la especie denominada el rocural norteño, o sei (de sei whale, en inglés), de la familia Balaenopteridae. Los ejemplares adultos de los sei poseen un gran tamaño, de entre 12 y 16 metros de longitud -incluso algunos llegan a medir has 20 metros- y pesan unas 30 toneladas.

Los científicos todavía desconocen cómo fue que la ballena llegó prácticamente a la tierra firme, a casi un kilómetro de la costa. Recientemente en Gran Bretaña aparecieron más cetáceos varados en el litoral.

Fuente: RT, Infobae, Dailymail, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.