[dropcap]E[/dropcap]l gobierno de Gran Bretaña lanzó hoy una iniciativa a cinco años de 1.000 millones de libras esterlinas (unos 1.600 millones de dólares) en un nuevo intento por desarrollar formas de hacer más ecológicas las centrales eléctricas alimentadas con combustibles fósiles.

El proyecto de “Captura y Almacenamiento de Carbono” (CCS, en sus siglas en inglés) busca alentar a las compañías a desarrollar esquemas para atrapar y enterrar el dióxido de carbono a escala industrial para evitar que termine en la atmósfera.

Reducir costos

Proyectos piloto demostraron que sería posible entubar el dióxido de carbono para almacenarlo a largo plazo en las rocas bajo el mar del Norte, cortando de manera significativa las emisiones de gases de efecto invernadero de Reino Unido.

Sin embargo, el obstáculo ha sido volverlo asequible y a gran escala. El Reino Unido necesita capturar el carbono para tener éxito si trata de cumplir con los objetivos del gobierno sobre las emisiones de gases de efecto invernadero.

[box_dark]De todos modos, una competencia similar se lanzó en 2007 y colapsó el año pasado cuando los concursantes desertaron por problemas de costos.[/box_dark]

El anuncio fue hecho en medio de crecientes incertidumbres acerca de las políticas energéticas del gobierno, luego que las compañías energéticas RWE y e.ON anunciaron la semana pasada que abandonarán proyectos para crear nuevas centrales de energía nuclear en el Reino Unido.

Fuente:
ANSA, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.