El presidente Gotabaya Rajapaksa dijo este viernes que hallar una solución sostenible al conflicto entre seres humanos y elefantes es un objetivo gubernamental en Sri Lanka, donde el año pasado murieron por esa causa 122 personas y 407 paquidermos informa Prensa Latina.

La cifra debido a este problema para los ocho meses del actual año es de 62 y 200, respectivamente, y en ese contexto el mandatario señaló que la amenaza a los cultivos, a la vida cotidiana de las personas y a la población de elefantes es inmensa.

Compleja situación

Durante una reunión sobre las actividades del Ministerio de Estado de Programas de Protección de Conservación de la Vida Silvestre, Rajapaksa ordenó a los funcionarios que idearan una solución rápida y duradera al conflicto, en aras de proteger tanto a los humanos como a los animales.

La intrusión de esos grandes animales en los asentamientos humanos es discutida desde hace casi 40 años y aunque se aplicaron varias soluciones, el problema de larga data aún persiste, acotó el periódico Daily News. El Departamento de Vida Silvestre tiene 1,2 millones de hectáreas bajo su jurisdicción. La responsabilidad de alimentar a los animales salvajes también recae en dicho Departamento.

Se nombró un comité para buscar una solución estable que proteja las tierras de cultivo y los medios de vida basados en la agricultura de las amenazas que plantean los elefantes salvajes al invadir las aldeas.

Fuente: https://www.prensa-latina.cu, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.