Un mecanismo inspirado en las más sencillas bombas de bicicletas para impulsar el agua marina hacia generadores de corriente colocados en tierra firme puede ser la nueva frontera de las energías limpias renovables.

Un prototipo de dispositivo, llamado Searaser, fue puesto en marcha en el Reino Unido sobre el diseño del inventor Alvin Smith.

Aprovechando el poder de las olas marinas

Se trata de una bomba anclada al fondo marino (a una altura de 18 metros), que mueve un émbolo gracias a la energía derivada de las olas marinas. La gran ventaja, según Smith, respecto de los demás sistemas creados para producir electricidad aprovechando las olas marinas y las mareas, es que en este caso el generador no está en el mar sino en tierra.


«Si se utiliza un motor en el mar debe ser sellado por completo. El agua y la electricidad no deben mezclarse: el agua marina es particularmente corrosiva y por eso las tecnologìas de este tipo son caras y frágiles», explicó Smith a la prensa británica.

Además, en este caso las bombas no necesitan los sistemas de lubricaciòn, que resultan contaminantes para el agua del mar y los peces.

Práctica solución

La compañìa Ecotricity será la encargada de transformar el invento en una tecnología que produzca energìa limpia a un precio más bajo de lo conseguido hasta ahora. Según el fundador de la empresa, Dale Vince, el objetivo es poner en funcionamiento 200 bombas con sus respectivos generadores de tierra en el término de cinco años. Cada bomba está en condiciones de proporcionar electricidad equivalente a las necesidades de un millar de viviendas.

Y, a diferencia de otras fuentes de energía renovable, la provisión es continua y regular, del mismo modo que el movimiento del mar es sin interrupciones.

Fuente: ANSA, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.