Los legisladores franceses votaron este jueves para poner fin a la utilización de animales salvajes en espectáculos de circo en vivo, poniendo fin a la actuación de tigres, leones, elefantes u osos. Las actuaciones de fauna silvestre estarán prohibidas en dos años y su posesión será ilegal en siete años, en virtud de la amplia legislación sobre derechos de los animales que se ha debatido desde 2020.

La ley, una vez firmada por el presidente Emmanuel Macron, también prohibirá los espectáculos de delfines en vivo en los próximos cinco años y terminará de inmediato la cría de visones, lo que significa que la última granja del país dedicada a esto cerrará. El partido centrista República en Movimiento (LREM) de Macron calificó la legislación como «un paso histórico en la lucha por los derechos de los animales».

Opiniones encontradas

Los dueños de los circos lo denunciaron, mientras que algunos ambientalistas dijeron que no llegaba lo suficientemente lejos. La fundación de la defensora de los animales más famosa de Francia, la veterana actriz Brigitte Bardot, dio la bienvenida a «un gran avance para la causa de los derechos de los animales en Francia».

Además de las medidas dirigidas a los circos, la nueva ley elevará la pena máxima por maltrato animal hasta cinco años de prisión y una multa de 75.000 euros (85.000 dólares), y endurecerá las restricciones a la venta de mascotas. Loïc Dombreval, copatrocinador de la ley por parte de LREM, admitió que otros temas controvertidos no se habían incluido en el ámbito de la legislación, que obtuvo el apoyo de todos los partidos en ambas cámaras del parlamento.

«Llegará inevitablemente un día en que … debatiremos temas delicados como la caza, como las corridas de toros, o algunas prácticas de cría de animales», dijo el legislador, quien también es veterinario. Los ambientalistas habían pedido medidas para mejorar las condiciones dentro de las granjas de animales industrializadas, lo que requerirá «un cambio en nuestro modelo agrícola», dijo el jueves el senador Daniel Salmon.

Caza y corridas de toros

Temas como la caza y las corridas de toros son especialmente delicados porque son defendidos firmemente por los simpatizantes de las zonas rurales como prácticas culturales de larga data. Las granjas que elaboran paté de foie gras en Francia, que obligan a alimentar a aves como gansos y patos para inflar artificialmente sus hígados, también han sido objeto de campañas durante mucho tiempo.

Es probable que los 120 dueños de circos en Francia protesten contra las restricciones impuestas a sus medios de vida y hayan advertido que algunos animales podrían terminar abandonados. «Es una ley arbitraria porque no hay animales maltratados en nuestros circos», dijo a la AFP William Kerwich, director del sindicato de entrenadores de animales del circo.

Dijo que habría una reacción de sus miembros el lunes y una apelación legal. La nueva legislación también prohíbe el uso de animales salvajes en programas de televisión, clubes nocturnos y fiestas privadas. Las encuestas muestran que una gran mayoría de franceses apoya la ley, y decenas de ciudades y pueblos de todo el país ya han prohibido los circos ambulantes que utilizan animales.

Los cambios pondrán a Francia en sintonía con más de 20 países europeos que han prohibido o restringido fuertemente el uso de animales para el entretenimiento.

Fuente: https://phys.org/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.