[dropcap]L[/dropcap]as autoridades meteorológicas francesas decidieron mantener la fase de alerta roja durante el fin de semana por inundaciones en el departamento suroriental de Gard y extenderla al vecino Hérault, debido a las persistentes lluvias y el desbordamiento de varios ríos.

Hasta el momento no se reportó la pérdida de ninguna vida humana, si bien los daños son cuantiosos en la agricultura, las carreteras y las viviendas. En Gard las descargas eléctricas causaron varios incendios y la comuna de Dions está totalmente aislada por el cierre de las principales vías de acceso.

inundacionesfrancia1

Importantes daños materiales

Los bomberos reportaron que hay por lo menos cuatro mil hogares privados de energía eléctrica debido a la caída de árboles sobre las líneas conductoras. En la noche del viernes para el sábado el acumulado de lluvias fue de entre 200 y 400 milímetros en algunos lugares y varios ríos están al límite máximo de su capacidad y otros ya rebasaron su cauce.

Las imágenes de los medios de comunicación muestran una gran cantidad de vehículos destruidos por las aguas y numerosas viviendas anegadas.

El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, dijo este sábado que más de 850 efectivos de la policía fueron desplegados en toda la zona y la vigilancia es total para socorrer a tiempo a quienes estén en peligro.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.