El parlamento francés aprobó una legislación histórica destinada a combatir el maltrato animal, esto es lo que dice la nueva ley sobre temas que incluyen el abandono de perros y gatos, el maltrato animal, los circos con animales y las corridas de toros.

La nueva ley elevará la pena máxima por maltrato animal hasta cinco años de prisión y una multa de 75.000 €, y endurecerá las restricciones a la venta de mascotas. “Actuar en apoyo del bienestar animal es la marca de una sociedad consciente y de su responsabilidad hacia un mundo natural frágil. Es un signo de civilización madura”, dijo Barbara Pompili, ministra francesa de Ecología.

Freno al abandono de perros y gatos

La ley garantiza que los compradores de gatos o perros por primera vez tengan que firmar un «certificado de compromiso y comprensión» antes de realizar la compra. Una vez que el documento firmado se entrega a las autoridades, los futuros propietarios tienen siete días para cambiar de opinión: la idea es evitar que las personas compren mascotas «impulsivamente» y luego las abandonen más tarde.

La nueva ley también refuerza las sanciones ya existentes por el abandono de una mascota, que actualmente tienen una pena máxima de dos años de prisión y una multa de 30.000 euros. Las tiendas de mascotas no podrán vender perros y gatos a partir de 2024, y no podrán exhibirlos en los escaparates. Solo los perros y gatos abandonados estarán disponibles para la venta en las tiendas de mascotas, trabajando con los refugios de rescate.

Se prohibirá la venta de mascotas en línea, con la excepción de los sitios web de criadores con licencia y tiendas de mascotas. Se prohibirá la venta de mascotas a menores, excepto con el consentimiento de los padres.

Aunque las cifras muestran que la mitad de las personas en Francia tienen al menos una mascota, incluidos 11 millones de gatos, 9 millones de perros y 1 millón de caballos, todavía hay más de 100.000 animales abandonados cada año.

Mayores sanciones

La ley francesa ya sanciona los abusos graves contra las mascotas; la nueva legislación refuerza estas sanciones. La pena máxima ahora es de cinco años de prisión y una multa de 75.000 euros.

La nueva ley también tipifica como delito la matanza deliberada de mascotas o animales domesticados. Sin embargo, los jueces pueden decidir castigar a los abusadores de animales con cursos educativos obligatorios sobre crueldad animal, en lugar de condenas de prisión a su discreción. Fuera del sistema de justicia penal, en las escuelas se impartirán lecciones sobre cómo tratar adecuadamente a las mascotas.

La zoofilia ya es ilegal en Francia, pero la nueva ley impone sanciones más estrictas a la filmación y retransmisión de actos sexuales cometidos con animales. Sugerir actividad sexual con un animal en sitios web y aplicaciones de citas será sancionado con una pena de prisión de un año.

Fuente: https://www.thelocal.fr/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.