Las temperaturas en Cuba han caído vertiginosamente hasta niveles poco vistos debido a la llegada de una masa de aire ártico seco y frío de origen continental. En la occidental provincia de Matanzas se registraron 2 grados centígrados. Las fuertes marejadas en la costa norte con penetraciones del mar obligaron a cerrar la vialidad del Malecón habanero.

La gente sale a la calle en busca del sol para calentarse. Sin costumbre de enfrentar tan bajas temperaturas, carentes de ropa adecuada, con las viviendas poco herméticas y con un clima muy húmedo, los cubanos -quienes experimentan un calor tropical la mayor parte del año- son golpeados por el frío.

Los niños son los que más protegidos salen a la calle. Los padres cubanos temen que las bajas temperaturas impliquen riesgos de enfermedades, desde una simple gripe hasta una neumonía.

Los ancianos son otro de los grupos que más sufre el frío. Alfredo y Gladys viven en un piso 13, y confesaron que por las noches casi no han podido dormir por las temperaturas.

Los adolescentes sacaron sus abrigos pero las franelas y las faldas cortas poco ayudan a abrigar a los estudiantes. Además, las aulas no están construidas para soportar el frío.

Aún bajo los rayos del sol el frío golpea a los cubanos, en particular a los que deben moverse en motos y bicicletas. Guantes, bufandas y capas de lluvia, todo lo que puedan ponerse encima parece poco ante una temperatura a la que no se está acostumbrado.

El frío no solamente afecta a las personas; los cubanos protegen a sus animales de compañía que tampoco están acostumbrados a estas temperaturas. De todas formas algunas razas muy populares en Cuba como los Chau-chau, los Lebreles Afganos o los Huskies Siberianos, que tanto sufren el calor durante todo el año, deben de sentirse muy felices en estos días.

Fuente: BBC

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.