Con el apoyo de la FAO, el Fondo Verde para el Clima aprobó un proyecto de inversión agrícola para Costa de Marfil, dirigido a mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero. La plataforma mundial, enfocada en invertir en desarrollo resiliente al cambio climático y con bajas emisiones, concedió 11,8 millones de dólares al proyecto de la nación africana.

La iniciativa, junto a otras dos más a favor de Armenia y Colombia también aprobadas hoy, está dirigida por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, que por primera vez ayuda a un país africano a obtener una donación de ese ente.

Prácticas agroforestales de baja emisión de carbono

Maria Helena Semedo, directora general adjunta para Clima y Recursos Naturales de la FAO, destacó, según un comunicado difundido aquí, que la concesión de esas donaciones demuestra como ese organismo de ONU contribuye a que sus miembros «alcancen sus objetivos climáticos con estrategias inclusivas de crecimiento rural».

Destacó, además, acorde con el texto de FAO, que «África tiene muchas necesidades y un gran potencial en este ámbito, al tiempo que felicitó al Fondo por la aprobación del proyecto Promire, iniciativa encaminada a promover prácticas de producción de cacao que no provoquen deforestación y reducir las emisiones».

Comprende, entre otros, la ejecución de prácticas agroforestales de baja emisión de carbono en una superficie de tres mil 650 hectáreas y beneficiará a 600 mil pequeños agricultores de las regiones sudorientales en torno a Agnéby-Tiassa, La Mé y Sud-Comoé.

Preocupante deforestación

Esa nación del África occidental registra una de las tasas más aceleradas de pérdida forestal del mundo, apenas conserva bosques vírgenes fuera de sus parques nacionales y donde la agricultura es la responsable de casi dos tercios de la deforestación, un tercio de ello por la producción de cacao.

Además, entre otros aspectos, el proyecto favorecerá un uso diversificado de las tierras agrícolas y de cultivos alimentarios como el plátano o la yuca, renovar las plantaciones de café y plantar árboles para otros usos. En este caso se prevé que “el nuevo proyecto reduzca las emisiones de carbono en 5,5 millones de toneladas de CO2 equivalentes durante un período de 20 años”.

Asimismo, la donación al proyecto de Armenia, ascendente a 10 millones de dólares, está dirigida al crecimiento verde rural y resiliencia forestal centrado en 207 comunidades agrícolas de las provincias de Lori y Syunik.

Batalla contra el cambio climático

En Colombia, el Fondo ofrece 28 millones de dólares, explicó FAO en su comunicado, destinados a ayudar a financiar el programa REDD+ existente, que en 2015 y 2016 permitió mitigar las emisiones de carbono en 31,5 millones de toneladas de CO2 equivalente.

La FAO reconoce que la batalla contra el cambio climático constituye una de las piedras angulares de su labor.

Ello sustentado en el principio de que «una acción eficaz por el clima en todos los sectores agrícolas fomenta la resiliencia de los medios de vida y reduce la pobreza de las comunidades rurales en situación vulnerable, además de propiciar la conservación del medio ambiente y la diversidad biológica».

Fuente: https://www.prensa-latina.cu, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.