[dropcap]E[/dropcap]l Gobierno de Japón ordenó este fin de semana reactivar dos reactores nucleares por primera vez desde el grave accidente en la planta de Fukushima, lo que supone la vuelta de la energía atómica al país pese a las voces que reclaman el cierre definitivo de las centrales.

El primer ministro nipón, Yoshihiko Noda, decretó la puesta en marcha de los reactores 3 y 4 de la planta de Oi (centro) tras recibir el visto bueno del gobernador de la provincia de Fukui, donde se levanta esta central nuclear, perteneciente a Kansai Electric Power (KEPCO).

Photobucket

Polémica decisión

La decisión se tomó quince meses después del devastador tsunami de marzo de 2011, que además de causar más de 19.000 muertos en el noreste de Japón dañó seriamente la central de Fukushima Daiichi y la convirtió en epicentro de la catástrofe nuclear más grave desde la de Chernóbil.

Aquel accidente, por el que aún siguen evacuadas unas 80.000 personas, puso en tela de juicio la seguridad de las centrales niponas y llevó a la paralización gradual de los 50 reactores comerciales del archipiélago por revisiones o pruebas de seguridad, el último de ellos el pasado 5 de mayo.

Con el argumento de que es necesario garantizar un suministro estable y evitar la subida excesiva de los precios de la energía para el desarrollo económico y social del país, Noda hizo la semana un llamamiento público en favor de la energía atómica con la intención de preparar el terreno para la reapertura de los reactores de Oi.

Photobucket

Medida impopular

Pese a ello, gran parte de la población rechaza el regreso a la energía nuclear: Según una encuesta efectuada en mayo por el periódico Asahi, el 54% prefiere mantener las centrales cerradas, frente a un 29% a favor de reactivarlas.

Este mismo viernes, los representantes del movimiento antinuclear encabezado por el premio Nobel de Literatura Kenzaburo Oé entregaron al portavoz del Gobierno, Osamu Fujimura, un documento con 7,5 millones de firmas que pide la clausura definitiva de las plantas.

Además, a primera hora de hoy varios cientos de personas se congregaron frente al edificio que alberga las oficinas del primer ministro para reclamar que el país persista en su apagón atómico.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.