[dropcap]M[/dropcap]ás de 500 personas continúan desaparecidas en el sur y el centro de Filipinas después de que un poderoso tifón golpeara el país el pasado martes.

Funcionarios aseguran que los esfuerzos de rescate han sido interrumpidos porque muchos pueblos y lugares conocidos fueron completamente destruidos.

Photobucket

Cientos de miles de hogares destruidos

Un funcionario aseguró que los sobrevivientes no podían guiar bien a los equipos de rescate porque aún se encontraban en estado de shock.

Al menos 400 personas perdieron la vida, cientos de miles de casas fueron destruidas y 5,4 millones de personas resultaron afectadas. Los cultivadores de banana aseguran que al menos una quinta parte de todas las plantaciones de exportación fueron devastadas.

Los daños provisionales a la agricultura y las infraestructuras superan los cien millones de dólares. 

Photobucket

Estado de calamidad

El estado de calamidad está vigente en las provincias del Valle de Compostela, Davao Oriental y Surigao del Sur, las más afectadas y de donde son la casi totalidad de las víctimas mortales. 

Aunque el tifón entró en el sur de Filipinas por el Pacífico el martes con vientos sostenidos de 175 kilómetros por hora y copiosas lluvias y abandonó el país el jueves tras dañar 26 provincias, todavía siguen sin luz 35 municipios y continúan intransitables 16 carreteras y 18 puentes.

«Bopha» ha resultado ser el peor tifón que ha visitado el país este año y cierra una temporada que empieza por lo general en junio y concluye en noviembre. 

Photobucket

Podría regresar

Según informa el servicio meteorológico de Filipinas el tifón Bopha, cambió de dirección y se dirige de regreso a la isla. El informe indica que el tifón golpeará la costa norte de la isla filipina de Luzón la noche de este sábado. La velocidad del viento previsto en el centro del tifón es de aproximadamente 160 kmh.

El año pasado ocurrió algo parecido con «Washi», que visitó inesperadamente Filipinas la semana anterior a Navidad y mató a unas 1.200 personas.

La deforestación, la proliferación de las minas ilegales, la falta de infraestructuras y el chabolismo (construcción de ranchos) incrementan los efectos devastadores de los tifones y las inundaciones que afectan durante la época del monzón a Filipinas.

Fuente: BBC Mundo, Diario La Tercera, RT, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.