Las autoridades evacuaron a casi un millón de residentes en la parte sur de la isla principal de Luzón, en Filipinas, ante la llegada, este domingo, de una tormenta de categoría 5, la más fuerte del mundo en lo que va de año. El tifón Goni, con vientos sostenidos de 215 kph y ráfagas de hasta 265 kph, traerá vientos violentos y lluvias fuertes, dijeron funcionarios estatales de clima y desastres.

Es uno de los tifones más fuertes que azotan Filipinas desde Haiyan, que mató a más de 6.300 personas en 2013. «Estamos pasando por un momento difícil con la pandemia, y ahora viene otro desastre», dijo el senador Christopher Go, el principal asistente del presidente Rodrigo Duterte, en una conferencia de prensa virtual.

Situación agravada por la pandemia

“Los gobernantes locales deben asegurarse de que el virus no se propague en los centros de evacuación”, dijo. Las autoridades han comenzado evacuaciones preventivas, y la provincia de Albay ha puesto a 794.000 residentes a salvo, dijo Ricardo Jalad, director ejecutivo de la agencia nacional de desastres, en una conferencia de prensa.

El tifón Molave mató la semana pasada a 22 personas, en su mayoría por ahogamiento en las provincias al sur de Manila, que también se encuentra en la trayectoria proyectada de Goni, la 18ª tormenta tropical del país. La isla principal de Luzón representa más de dos tercios de la economía, que entró en recesión en el segundo trimestre, y la mitad de la población de más de 108 millones.

Los insumos de socorro, la maquinaria pesada y el equipo de protección personal ya están colocados en áreas clave, dijo a la radio DZBB Filipino Grace America, alcaldesa de la ciudad de Infanta en la provincia de Quezón. «Pero debido a la pandemia de covid-19, nuestros fondos para emergencias y gastos de calamidades son insuficientes».

Vienen más tifones

Los funcionarios locales cancelaron las operaciones portuarias y prohibieron a los pescadores zarpar. Las aerolíneas cancelaron decenas de vuelos. El tifón Goni, que se desplaza hacia el oeste a 25 km / h desde el Océano Pacífico, traerá lluvias intensas sobre la capital y 21 provincias adyacentes en la madrugada del domingo, y amenazas de inundaciones y deslizamientos de tierra.

Otro tifón, Atsani, con vientos sostenidos de 55 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 70 kilómetros por hora, está ganando fuerza en las afueras de Filipinas.

Un promedio de 20 tifones, que provocan fuertes lluvias que originan deslizamientos de tierra mortales, azotan Filipinas anualmente.

Fuente: https://www.reuters.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.