La deforestación se ha desacelerado en la última década en América, pero aún se mantiene en niveles elevados, pues entre 2000 y 2010 se perdieron casi 13 millones de hectáreas de bosques, principalmente por actividades agrícolas, explicó recientemente un funcionario de la FAO.

El representante regional adjunto para América Latina de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Alan Bojanic, indicó en una entrevista con la agencia EFE que la agricultura y la minería son las principales actividades que impulsan la tala de bosques en la región.

Contribuyendo al calentamiento global

“En la década de los noventa tuvimos una tasa de deforestación de unos 16 millones de hectáreas anuales. El ritmo ha disminuido pero aún hay mucha degradación”, apuntó.

“En el ámbito global, cerca de un 17 % de los gases de efecto invernadero provienen de la destrucción y la tala de los bosques”, aseguró. El especialista comentó que los buenos precios de los alimentos y los minerales en el mercado internacional han impulsado la expansión de la frontera agrícola y de la minería, en detrimento de la conservación de bosques.

“Faltan muchos incentivos para conservación lo que hace muy difícil competir; por ejemplo hay una diferencia grande entre el valor económico de tener una hectárea de bosque frente una hectárea de piña”, puntualizó.

Mejores cultivos

Según Bojanic, en Suramérica han crecido rápidamente los cultivos de soya y cereales y si bien la producción de alimentos es indispensable y prioritaria, es necesario encontrar formas para producir de forma más eficiente en las áreas que ya han sido explotadas.

América mantiene, afirmó, aproximadamente un 50 % de cobertura boscosa, especialmente por la Amazonía, y representa el 23 % de los bosques del mundo, con la particularidad de tener las selvas con la más rica biodiversidad del planeta.

Chile, Costa Rica, Uruguay y El Salvador muestran una tasa positiva con relación al aumento del área de la cobertura boscosa. No obstante, son Brasil, Perú, Colombia, Bolivia y Venezuela los países con mayor bosque de la región, representando el 84 % del área total de bosque latinoamericano.

Esta riqueza está amenazada por la tala ilegal, que provee cerca del 50 % de la madera que se utiliza en el continente. “Solo el 40 % de los países tienen una política forestal explícita”, afirmó el representante de FAO, y añadió que, aunque continuamente se están creando leyes para la conservación, la mayoría de ellas se queda en el papel y difícilmente se ejecutan.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.