El director general de la FAO, José Graziano da Silva, aseguró que la agroecología puede responder a la urgencia de lograr sistemas alimentarios sostenibles, saludables y nutritivos. “Necesitamos promover un cambio transformador en la manera en que producimos y consumimos alimentos”, acotó Da Silva al intervenir en la jornada inaugural del Segundo Simposio Internacional de Agroecología.

El evento se realizó esta semana en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con la asistencia de 700 expertos y otros relacionados con la materia, casi el doble de los previstos, lo cual denota el interés por el tema.

Cambio de paradigma

Hasta ahora, explicó, la producción alimentaria está montada en sistemas agrícolas muy costosos, tanto en insumos como en recursos, además del elevado costo para el ambiente, por lo que la estrategia de producir a cualquier precio no logra erradicar el hambre y por demás existe una epidemia global de obesidad. A juicio de Da Silva, la agroecología combina conocimientos tradicionales y científicos con un enfoque ecológico y social, y basada en la interacción entre plantas, animales, seres humanos y ambiente.

Las decisiones que se adopten en este encuentro, anunció, deberán ser elevadas al Comité de la Agricultura de FAO, el cual se reunirá en la primera semana de octubre e igualmente será avalado por la Conferencia General de este organismo especializado de la ONU. Aseguró que esa entidad continuará reforzando el equipo de personas que en este organismo trabajan la agroecología, para lo cual se habilitaron cinco nuevos puestos en la sede aquí en Roma y tres en las oficinas regionales.

Es esencial, señaló, que la agroecología esté presente en todos los marcos jurídicos y reglamentarios a nivel de países, algo que avanza en una treintena de naciones, explicó mostrando un mapa a los presentes. De igual modo se pronunció Gilbert F.Houngbo, presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), quien apuntó que transformar los sistemas alimentarios para que sean sostenibles significa realizar cambios económicos, sociales y culturales.

Es un proceso que, según Stéphane Le Foll, exministro francés de Agricultura, trata de crear una doble revolución verde en la producción agrícola sustentada en la naturaleza, el conocimiento local y la ciencia.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.