Organizaciones conservacionistas demandaron esta semana a la administración Trump para forzar una decisión largamente pospuesta de sancionar a México por su pesca y comercio ilegal que está causando la extinción de la vaquita marina. El gobierno de los EEUU ha ignorado la petición legal de los conservacionistas que desde 2014 están solicitando sanciones, incluida la prohibición de todas las importaciones de pescado y vida silvestre de México, presentada en virtud de una ley estadounidense conocida como Enmienda Pelly.

La demanda, presentada por el Centro para la Diversidad Biológica y el Instituto de Bienestar Animal (AWI) contra el Departamento del Interior de los Estados Unidos, explica que la vaquita se enreda y se ahoga en el equipo de pesca mexicano para atrapar a la totoaba, un pez que también se encuentra en peligro de extinción. Quedan solo 10 vaquitas en todo el mundo, y si México continúa permitiendo la pesca y el comercio ilegales, los expertos científicos internacionales predicen que la pequeña marsopa estará «condenada a la extinción».

De brazos cruzados

«México todavía está de brazos cruzados mientras la vaquita muere en las redes de pesca», dijo en un comunicado Sarah Uhlemann, Directora del Programa Internacional del Centro para la Diversidad Biológica. «Hemos intentado la promoción, hemos intentado la diplomacia, pero estamos cerca del final de esta especie. La presión económica es necesaria para obligar a México a despertarse finalmente y detener la extinción de la vaquita”.

La ley mexicana prohíbe la pesca de totoaba, y su comercialización está prohibida en virtud de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES) porque la totoaba está en peligro. Sin embargo, México ha fallado reiteradamente en hacer cumplir estas prohibiciones.

La demanda exige una «certificación» formal por parte del gobierno de los Estados Unidos de que la pesca y el comercio ilegal de totoaba de México viola y «disminuye la efectividad» de la CITES. Si México está certificado, la administración Trump puede sancionar al país al prohibir todas las importaciones de vida silvestre, incluidos los mariscos, en virtud de la Enmienda Pelly. A principios de este año, Estados Unidos prohibió las importaciones de camarones y otros productos de mar del hábitat de la vaquita en México bajo una ley diferente, sin embargo una prohibición bajo la Enmienda Pelly expandiría esas sanciones.

Pesca ilegal impune

«La demora del gobierno de EEUU en responder a la petición es desmesurada y ha permitido que la vaquita se acerque más a la extinción», dijo D.J. Schubert, biólogo de vida silvestre para AWI. “La Enmienda Pelly proporciona una herramienta que obligaría a México a detener la pesca ilegal y el comercio de productos pesqueros para salvar al mamífero marino más pequeño y en mayor peligro de extinción del mundo. Es hora de que la administración Trump ejerza su autoridad y aplique esta ley».

A pesar del declive de la vaquita y la situación de la totoaba, México no ha podido detener la pesca y el comercio la especie. En diciembre, cientos de pescadores en aproximadamente 80 pequeñas embarcaciones fueron grabados pescando totoaba ilegalmente en el hábitat de la vaquita en el Alto Golfo de California. El gobierno mexicano aún no ha anunciado cargos contra ninguno de los pescadores involucrados.

En marzo, una de las últimas vaquitas restantes fue reportada muerta y enredada en una red de pesca. Según los científicos, todas las redes de enmalle deben retirarse del rango de la vaquita para salvar a la especie de la extinción.

Fuente: https://worldanimalnews.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.