El presidente de Ecuador, Rafael Correa, decretó hoy estado de excepción en el país y ordenó la evacuación de todas las personas que viven en la costa del Pacífico y en la región insular, tras el terremoto de 8,9 grados registrado en Japón, que podría causar un tsunami.

El mandatario solicitó además que los pescadores no salgan a las costas y comunicó que los bienes y enceres serán resguardados por policías y militares. “Es una situación de grave emergencia nacional”, dijo Correa, citó la agencia estatal Andes.

“Hay tiempo suficiente, están funcionando protocolos, necesitamos la colaboración de la ciudadanía para, sin pánico, proteger las vidas humanas. Nadie puede quedar en perfil costanero”, dijo Correa tras informar la suspensión de clases y labores en las zonas a ser evacuadas.

Llegaría primero a las islas Galápagos

A su vez, Pablo Palacios, del Instituto Geofísico, explicó en la televisora Ecuavisa que, de suscitarse un tsunami en Ecuador, primero llegaría a las Islas Galápagos. “De acuerdo al informe de Hawai, a las 18.30 llegaría a Galápagos y a las 19 a Esmeraldas”, explicó.

Sin embargo, el Instituto Oceanográfico de la Armada del Ecuador (Inocar) indicó en un comunicado que “no se considera necesario hasta el momento realizar una evacuación de la población en las costas ecuatorianas”.

Fuente: La Voz Noticias, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.