El desierto árabe parece ser un lugar poco ideal para obtener agua potable, pero la empresa estadounidense Zero Mass Water busca cambiar esta situación de una vez por todas con una interesante tecnología. Se basa en producción de agua potable directamente del aire.

La empresa utilizará la energía renovable en lugar de combustibles fósiles que se están empleando para alimentar ahora las numerosas instalaciones de desalinización situadas en Dubái y en el resto de los Emiratos Árabes Unidos informa el portal Sputnik.

Tecnología solar

Una vez implementado, este proyecto podrá ofrecer un modelo a seguir a otros países con bajos niveles de precipitación. En particular, les ayudará a producir agua potable de una manera más sostenible e incluso impulsar avances agrícolas para mejorar su seguridad alimentaria.

Las cajas rectangulares de 2,4 metros x 1,2 metros absorberán el vapor y extraerán el agua, usando la energía solar. Si bien estas instalaciones pueden funcionar casi en cualquier área con muchos días de sol, el clima cálido y húmedo de Dubái hace que sea un lugar más adecuado para su despliegue, señaló el fundador de Zero Mass Water, Cody Friesen. “La planta de embotellamiento funciona con energía solar, las botellas que utilizamos son reciclables y las tapas son sostenibles [están hechas de bambú]”, comunicó a Bloomberg, Samiullah Khan, director general de la empresa IBV.

Si bien la tecnología de conseguir agua del aire no es nueva y se utiliza en otros lugares de nuestro planeta, Zero Mass Water destaca por el volúmen de líquido que planea obtener y por sus planes de embotellarla, según señaló Roland Wahlgren, director de la consultora Atmoswater Research. Sin embargo, en el futuro previsible los volúmenes de producción planeados no llegan a los de los fabricantes de agua al por mayor.

2, 3 millones de litros de agua al año

Así, inicialmente Zero Mass Water podrá producir hasta 2,3 millones de litros al año: el volumen equiparable con el de una piscina olímpica. Sin embargo, este método de producción de agua es costoso, razón por la cual la empresa podrá colocarse en la misma línea de marcas como Evian y Fiji, cuya agua se vende por unos 2,72 dólares por litro, enfatizó a su vez Khan.

La tecnología relacionada con la extracción de agua del aire sigue siendo mucho más cara que la desalinización utilizada tradicionalmente. Mientras, la demanda de agua embotellada en Emiratos Árabes Unidos es alta. De hecho, este país lidera el mundo en términos de agua embotellada consumida per cápita, según los datos de la Asociación Internacional de Recursos Acuíferos.

La planta de Zero Mass Water se está construyendo a unos 20 kilómetros de Dubái, en la aldea de Lahbab, el hub de cría de camellos y de safaris en el desierto. Comenzará a funcionar con 1.250 hidropaneles, cada uno de los cuales les costará unos 2.500 dólares. Su plan prevé llegar con el paso del tiempo a 10.000 paneles.

Estos hidropaneles tendrán filtros de polvo y utilizarán un compuesto químico que capturará solo las moléculas de agua, asegurando que esta se purifique incluso si el aire está contaminado. El uso de esta técnica tendrá una gran importancia para los países del golfo, que buscan reducir su dependencia extrema de la importación de comida y sobre todo tras la expansión de la pandemia que afectó las cadenas de suministro globales. 

Fuente: https://mundo.sputniknews.com, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.