Las carreteras en el centro de Edimburgo, Escocia, se cerraron al tráfico por primera vez el pasado domingo cuando la ciudad se unió al movimiento Calles Abiertas para reducir la contaminación del aire. El consejo de la Ciudad de Edimburgo celebró la decisión y aseguró que era la primera ciudad en el Reino Unido en unirse al movimiento Calles Abiertas logrando que las calles se cierren al tráfico automotor el primer domingo de cada mes.

“Hemos visto cómo estos esquemas similares han demostrado ser exitosos a nivel internacional al fomentar los viajes activos, mejorar la calidad del aire y crear un ambiente más seguro y relajado, por lo que no puedo esperar a ver cómo se concreta esto en la capital”, dijo la consejera local Lesley Macinnes.

Calles abiertas para todos

“El cambio climático es una amenaza real para la sociedad, está claro que tenemos que actuar, y Calles Abiertas es, sin duda, un paso en la dirección correcta. Estamos totalmente comprometidos con la creación de una ciudad accesible, sostenible y amigable con la gente”, agregó. Yoga al aire libre, juegos de ajedrez gigantes, música y tai chi son algunas de las actividades que se ofrecen el domingo.

El programa Open Streets (Calles Abiertas) se está desarrollando en torno a una visión para crear ciudades “amigables para las personas”, especialmente en cascos antiguos y centros de ciudades. El proyecto es una colaboración entre distintas organizaciones internacionales que buscan volver a las ciudades más amigables con el medio ambiente y con las personas.

También tiene como fin celebrar la cultura y la historia de las ciudades, contribuir con la economía de los pequeños comercios y, por supuesto, limpiar al menos un día al mes el aire de las ciudades.

Fuente: http://www.lr21.com.uy/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.