La especie de camarón Crassicorophium bonellii produce hilos al igual que las arañas y los une con algas, granos de arena y sus propios excrementos, con lo que confiere mayor fortaleza a su hogar.

Investigadores de la Universidad de Oxford, indicaron que para crear esa tela funcional y resistente al agua de mar, el invertebrado combina la técnica de las arañas y de los cirrípedos, crustáceos que se fijan a los barcos.

Ingeniería natural

Desde hace tiempo se conocía que el Crassicorophium bonellii secretaba una sustancia por sus patas, pero no se sabía que producía una fibra como las arañas.

Los científicos, señalan que este constituye un ejemplo de ingeniería de la naturaleza que puede inspirar la creación de productos útiles como pegamento resistente al agua o pintura para embarcaciones.

De acuerdo con los investigadores, si se entiende como los crustáceos se fijan a los barcos es posible crear productos que protejan los cascos.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.