Ambientalistas españoles pidieron mantener la clasificación del suelo en las siete mil 500 hectáreas arrasadas por un incendio en la Sierra de Gata, Extremadura, ante la presunción que se trató de un fuego provocado. Ecologistas en Acción Extremadura solicitó que no se apliquen posibilidades recogidas en una nueva Ley de Montes que permiten el cambio de clasificación de suelos arrasados por incendios para realizar urbanizaciones o cambios de cultivo.

Según críticos, la legislación estimula fuegos provocados por personas que adquieren áreas boscosas y luego propician su quema para dedicarlas a otros usos de mayor rentabilidad. Esas fuentes advierten la posibilidad que el intento delictivo de aprovechar la nueva ley esté en el aumento de incendios este año en España, cuando se han registrado casi siete mil focos que calcinaron cerca de 60 mil hectáreas en varias regiones.

Crimen ecológico

La organización ecologista calificó el siniestro de la Sierra de Gata iniciado a comienzos de agosto un auténtico desastre ecológico, social y económico en una de las comarcas forestales más ricas de Extremadura, en el oeste de España.

Asimismo abogó por ayudas urgentes para los ganaderos durante el tiempo que los animales no puedan pastar en las zonas afectadas y estén inutilizadas las explotaciones agrícolas y las infraestructuras de turismo rural.

Igualmente reclamó una comisión de investigación en la Asamblea de Extremadura para aclarar si hubo descontrol en la coordinación, si se tardó en elevar el incendio al nivel dos de peligrosidad y si la política forestal influyó en los hechos.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.