Una molécula llamada fulvalene diruthenium almacenaría la energía del sol para dar calor en los hogares, o hacer funcionar un motor para producir electricidad. Según una nueva investigación realizada por científicos del Massachusetts Institute of Technology (MIT), la energía solar podría ser aprovechada y almacenada en una molécula llamada fulvalene diruthenium que actuaría como una batería.

Actualmente la energía solar no puede ser almacenada. La electricidad generada a partir de las células fotovoltaicas o los colectores solares térmicos que utilizan la energía solar para calentar el agua y hacer girar las turbinas, debe utilizarse inmediatamente.

Batería de calor

Pero un equipo del MIT liderado por Jeffrey Grossman, profesor de Ciencias de los Materiales e Ingeniería, anunció que la molécula fulvalene diruthenium, que deriva del rutenio metálico, podría capturar la energía del sol para un posterior uso y liberación.

La molécula fue descubierta para absorber la luz solar, saltar a un nivel de energía más elevado, y permanecer en un estado estable hasta que fuera activada usando calor o un catalizador, después revertiría a su estado original liberando energía en el proceso.

De acuerdo a lo que indica Grossman en el comunicado, la barrera para un uso generalizado de esta molécula en el almacenaje de la energía, es la rareza y el coste de la sustancia, un “rompe enlaces” para las baterías solares de fulvalene diruthenium. Pero añade que la investigación muestra que “se puede llevar a cabo” el aprovechamiento de la energía solar a este nivel.

Fuente: La Gran Época

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.