Mark Moffet, un guardabosques de 53 años descubrió al insecto más grande del mundo (con un peso de 71 gramos y 18 cm de largo), subido a un árbol en una remota isla de Nueva Zelanda en la bahía de Auckland.

Los insectos Weta, una especie de saltamontes, son originarios de Nueva Zelanda, donde existen hasta 70 especies de ellos. Pero el weta gigante, el mayor de todos, solo se puede encontrar en la isla Little Barrier junto a la bahía de Auckland, según explica el Daily Mail.