Siria tiene catalogadas unas tres mil 150 plantas autóctonas y adaptadas, de unas 900 especies, lo cual hace la flora de este país objeto de gran interés para investigaciones genéticas y sobre cultivos.

La información fue suministrada a a agencia de noticias SANA por la Comisión General sobre Investigaciones Científicas Agrícolas que destaca las cualidades morfológicas de la vegetación siria en muy buen estado, pese a las dificultades ambientales y las severas condiciones climáticas, en especial de aridez.

Ley de protección

Con el propósito de asegurar su preservación, el gobierno promulgó una ley para proteger las especies autóctonas, organizar su cultivo y circulación y proteger los derechos de los campesinos.

Además, la comisión sobre investigaciones agrícolas concibió un plan para asegurar la vida vegetal y su biodiversidad mediante la realización de colecciones, catálogos y el estudio de las plantas y su genética.


El director de ese grupo de trabajo, Nayef al-Salti, dijo que se estableció un banco genético en 1996 para coleccionar, clasificar, estudiar y preservar el material genético de la flora siria. Ese compendio registra ya 11 mil 272 entradas que oscilan desde plantas de cultivo hasta de pasto, con un promedio de inscripción de mil 500 a dos mil cada año.

La agencia informativa recuerda que Damasco fue uno de los primeros estados en firmar el Tratado Internacional sobre Recursos Genéticos de las Plantas, auspiciado por la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.