El gigante mexicano Cemex, con plantas en todo el mundo, comenzó a usar desde noviembre pasado basura del Distrito Federal como parte de su proceso de producción.

La capital envía entre 500 y 600 toneladas diarias, cifra que podría aumentar a 1.000 dentro de poco, para alimentar los hornos de una planta de Cemex en la vecina ciudad de Puebla, a 150 kilómetros al este de la capital.

Soluciones conjuntas

El acuerdo entre la alcaldía de la capital y los directivos de la firma ocurrió después de que en diciembre pasado se anunció el cierre del basural Bordo Poniente, el vertedero más grande de América Latina, debido a que se saturó.

Cemex sólo acepta envases PET, plásticos sin cloro, papel, cartón, tetrapack y madera, para convertirlos en combustible. El acuerdo es muy ventajoso para la compañía pues no paga por los residuos, donde incluso el traslado corre por cuenta del gobierno de la ciudad.

Fuente: ANSA, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.