Las autoridades del norteño estado indio de Himachal Pradesh están pagando el equivalente a 10 dólares por cada mono que se le entregue, como parte de una campaña dirigida a controlar la superpoblación de simios en la región.

El gobierno regional decidió además sumar 25 centros de esterilización a los cuatro que ya funcionan en el territorio a fin de practicarle la vasectomía a unos 200 mil ejemplares en los próximos ocho meses, dijo a la agencia de noticias IANS el presidente del Departamento de Vida Silvestre, Warden A.K. Gulati.

Entre el odio y el respeto

“Estamos empleando tecnología de punta en las operaciones y una vez que las realizamos, devolvemos los monos a la zona donde fueron atrapados”, dijo Gulati. Los primates son objeto de profundo respeto en la India