La comunidad autónoma de Extremadura en España ha prohibido sus correbous, es decir, aquellos festejos en los que el toro lleva fuego en los cuernos o se le ata para limitar sus movimientos.

Aunque tal vez la medida no sea muy efectiva puesto que muy pocas festividades se verán afectadas, ya que en la región extremeña esto no es tradición. Encierros o vaquillas, sí, pero correbous, no.

“Puede que haya alguno en algún pueblo que yo desconozco, pero esos toros no son tradicionales aquí”, aseguró un portavoz de Presidencia.

El presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, dijo la semana pasada que este nuevo reglamento pretende “garantizar la seguridad y protección de los animales de cualquier atisbo de maltrato”.

Mera formalidad

Pero, por ahora, el maltrato queda reducido a los toros embolados (con lumbre en los cuernos) o ensogados, lo que, dicen, no existe en la comunidad. ¿Conoce el presidente algún caso de maltrato animal en los festejos extremeños? “Bueno, hasta hace dos años al toro de Coria se le lanzaban alfileres, pero eso ya está prohibido”, dijo.

Este decreto aparece apenas dos días después de que haya saltado la polémica en Cataluña sobre los correbous (declarados protegidos por el Parlament pese al veto a las corridas).

En palabras de Vara, solo es una formalidad “para prohibir que eso pueda existir”, al tiempo que afirmó: “No entiendo cómo en algunas partes de España pueden tener un discurso para prohibir las corridas de toros y otro para los festejos populares. Es legítimo, pero me parece una incoherencia, que haya unos criterios para una cosa y que se puedan cambiar para aquello que a mí me afecta”.

Fuente: Diario El Mundo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.