[dropcap]E[/dropcap]n este proyecto científico, financiado por el Fonacit, participan investigadores del Centro Nacional de Tecnología Química (CNTQ), de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG).

Más de 2 millones bolívares destinó el Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Innovación (Mppcti), a través del Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Fonacit), para la ejecución del proyecto de investigación “Tratamiento de neutralización de lodos rojos almacenados en las lagunas de CVG Bauxilum”, a fin aminorar la contaminación del río Orinoco, por fluidos químicos, y la consecuente afectación de familias que viven en armonía con el río.

 photo barror.jpg

El barro o lodo rojo (relaves rojos) es un residuo sólido que se genera en el proceso de producción de alúmina a partir de bauxita. La empresa de la Corporación Venezolana de Guayana Bauxilum, en Guayana, estado Bolívar, genera una cantidad de relaves rojos que duplica la cantidad de alúmina producida, aunque la proporción de lodo generado varía en función del tipo de bauxita utilizada.

El barro rojo contiene sustancias altamente tóxicas. Por este motivo, un grupo de investigadores venezolanos está empleando varios métodos con salmueras marinas para disminuir el pH de los lodos, en aras de reducir su impacto socioambiental. El barro rojo no se puede eliminar o tratar fácilmente. En la mayoría de los países en los que se genera lodo rojo, éste es almacenado en depósitos o estanques, cuyas superficies, luego de entrar en contacto con el lodo, no son aptas para ninguna edificación ni cultivo, aun cuando el barro ya se haya secado.

 photo barror1.jpg

Hablan los expertos del CNTQ

Al ser consultada sobre los alcances del proyecto, la presidenta del Centro Nacional de Tecnología Química (CNTQ), organismo adscrito al Mppcti, Magaly Henríquez, anunció la instalación de una planta piloto desarrollada para el tratamiento de neutralización de los lodos rojos, que estará ubicada en la misma planta, como parte de los resultados de este proyecto. El montaje de la planta se hará en el transcurso del primer semestre del año 2014.

Agregó la investigadora que, esta iniciativa surgió a raíz de los estudios que ha venido realizando el grupo de Geoquímica de la Universidad Central de Venezuela, sobre técnicas de neutralización para el tratamiento de los lodos rojos, a través de experiencias a nivel de laboratorio.

[quote]“El problema fundamental de impacto que tienen los lodos rojos es su elevado pH, casi 13 unidades. Con este proyecto, la idea es disminuir este valor, por lo menos, a 8, y así bajar la afectación de los lodos en la salud individual y colectiva, y en el ambiente”, acotó la coordinadora general del proyecto.[/quote]

 photo barror2.jpg

Dentro de los objetivos específicos del proyecto destacan:

  1. Realizar estudios fisicoquímicos de las corrientes de descarga del proceso y las lagunas de relaves rojos de la empresa CVG Bauxilum.
  2. Desarrollar a escala de laboratorio los métodos de neutralización de los lodos rojos y los líquidos cáusticos almacenados en lagunas de relaves de la empresa CVG Bauxilum.
  3. Identificar alternativas de disposición y reuso de los materiales resultantes del tratamiento de neutralización.
  4. Escalar a planta piloto el tratamiento de neutralización de los lodos rojos.

El técnico responsable del proyecto, Javier López explicó que, con los estudios realizados, se ha logrado disminuir el pH por debajo de 8, utilizando salmueras marinas ricas en sales de magnesio (Mg), calcio (Ca) y potasio (K), lo que hace que precipiten los hidróxidos (contenidos en los lodos rojos) y, así, la disminución del pH.

Precisamente, una de las referencias que expone el proyecto es la planta Queensland Alumina Limited, en Australia, la cual “utiliza agua de mar para neutralizar 8 mil toneladas diarias de lodo rojo, mejorando el proceso de sedimentación de los lodos, reduciendo la alcalinidad y la concentración de los residuos”.

 photo 3Lodosrojos_Fonacit.jpg

La fuerza del trabajo en red

Una de las limitaciones de utilizar agua de mar se asocia a los costos de transporte de grandes volúmenes, hasta las plantas procesadoras de la bauxita; de tal forma que, con el proyecto, se plantea explorar opciones que consideren el uso de salmueras provenientes de salineras nacionales: Produsal (Zulia), Corpofalcón (Falcón) y Araya (Sucre); también, la formulación de sales con los porcentajes adecuados de cloruros de magnesio y potasio, a fin de desarrollar la técnica de neutralización más eficiente.

Según López, “hay estudios que demuestran que ese subproducto que resulta de la neutralización, puede tener utilidad para la remediación de fosas petroleras y suelos ácidos, un aspecto importante tomando en cuenta que la parte norte del Orinoco contiene una capa ferruginosa que es muy ácida”. El proyecto incluye otras posibles aplicaciones en la fabricación de ladrillos y como sustrato para la siembra de plantas.

Esta investigación —que se realiza desde enero de 2012— fomenta la gestión tecnológica adecuada de los relaves, por parte CVG Bauxilum, mediante el control y monitoreo de la información técnica sobre las lagunas, la participación de especialistas en el área y de las comunidades aledañas a la empresa.

 photo 2Lodosrojos_CNTQ.jpg

Los productos resultantes del tratamiento del lodo estarían dentro de los parámetros establecidos por el Ministerio Popular para el Ambiente, y permitirían una disposición segura en lugares destinados para tal fin, así como la posibilidad de aprovechamiento de los lodos para actividades de remediación de suelos degradados.

En este proyecto, participan científicos del Centro de Geoquímica del Instituto de Ciencias de la Tierra de la Universidad Central de Venezuela, investigadores del CNTQ, el grupo de ingeniería de CVG Bauxilum y los técnicos de la Gerencia de Adecuación Tecnológica de la Corporación Venezolana de Guayana.

Fuente: Prensa Fonacit / Magaly Toro

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.