[dropcap]E[/dropcap]l consumo global de carbón seguirá creciendo en los próximos años, hasta el punto de alcanzar al petróleo como primera fuente de producción de energía en el 2017, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

En los próximos cinco años, la demanda de carbón aumentará a un ritmo anual del 2,6% y llegará a unos 4.320 millones de toneladas equivalentes de petróleo en 2017, frente a unos 4.400 millones de toneladas en el caso del crudo, destacó la AIE en un informe dedicado a este combustible fósil sólido.

carbon negro

Aumento del efecto invernadero

La directora general de la AIE, Maria van der Hoeven, señaló que sin cambios en las políticas actuales en una década el carbón habrá alcanzado al petróleo, y su consumo en 2017 se incrementará en 1.200 millones de toneladas suplementarias, equivalente a lo que ahora absorben en un año Estados Unidos y Rusia juntos.

La única forma de evitar esa evolución, que desencadenará un fuerte aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero con los riesgos evidentes de aceleración del cambio climático (el carbón es el combustible que más dióxido de carbono genera en términos relativos), sería una expansión más rápida del gas, como la que ya se produce y se prevé en Estados Unidos, señaló Van der Hoeven.

La organización advirtió de que las tecnologías de captura y enterramiento del carbono contaminante en las que se han puesto esperanzas no estarán disponibles en los próximos cinco años.

Principales importadores

Estados Unidos será la excepción del nuevo mapa mundial del consumo de carbón, ya que se anticipa allí un descenso del consumo a 600 millones de toneladas en 2017 frente a los 697 millones de toneladas en 2011, debido al tirón del gas (127.000 millones de metros cúbicos suplementarios de 2006 a 2011), en particular por la explotación a gran escala de los yacimientos de esquistos.

China se confirma como el principal productor y consumidor global de carbón (supone más del 45% del total y más de dos tercios de la subida constatada en 2011 en el mundo), y desde el pasado año se ha convertido también en el primer importador por delante de Japón, con 204 millones de toneladas compradas en el exterior.

Con esa dinámica, India pasará a ser el segundo mayor consumidor de carbón en el horizonte de 2017 al superar a Estados Unidos, y será el país donde más se incrementarán las importaciones en términos absolutos, y el primero en recibirlas por vía marítima.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.