El creciente problema de la contaminación por plásticos se nos está saliendo de las manos. Miles de toneladas se vierten al día en los ríos y océanos causando distintas afectaciones tanto en el medio ambiente como en la fauna acuática.

Un nuevo estudio publicado por la revista científica PLOS One descubrió que algunos de los plásticos más comunes están liberando gas metano y etileno cuando se exponen a la luz solar.

Acabar con el plástico desde la fuente

Si bien las cantidades liberadas por los plásticos son pequeñas, a los investigadores les preocupa que la escala de la producción y el desperdicio de plástico signifique que puedan contribuir a las emisiones de gases de efecto invernadero que intensifican el calentamiento global a lo largo del tiempo.

“Teniendo en cuenta la cantidad de plástico que se deposita en nuestras costas y la cantidad de plástico expuesto a la intemperie, nuestro hallazgo proporciona evidencia adicional de que debemos detener la producción de plástico desde la fuente, especialmente plástico de un solo uso”, dijo la autora principal del estudio Sarah-Jeanne Royer en un comunicado difundido por la Universidad de Hawai.

Royer no se había propuesto estudiar los plásticos al inicio de su investigación. En realidad estaba midiendo el metano producido por organismos biológicos en el agua de mar cuando descubrió que más cantidad de metano provenía de las botellas de plástico que contenían las mismas muestras. “Fue un descubrimiento totalmente inesperado”, aseguró la científica a la BBC.

Intensa emisión de metano

Entonces, ella y su equipo de investigación de la Universidad de Hawai pasaron a testear muestras de policarbonato, acrílico, polipropileno, tereftalato de polietileno, poliestireno (espumaplast), polietileno de alta densidad y polietileno de baja densidad (LDPE), que se usan comúnmente en envases de alimentos, textiles, construcción y otros artículos de plástico.

El polietileno es el plástico más común usado en bolsas desechables y envases de alimentos, por mencionar un par, y desgraciadamente es el polímeto que más gas metano provee a la atmósfera. Después de estar expuesto a la luz solar durante 212 días, el LDPE emitió 176 veces más metano que el que había en los entornos controlados al comienzo del experimento, informó BBC News. Peor aún: una vez que estuvo expuesto al sol, continuó emitiendo gases incluso en la oscuridad por un buen lapso de tiempo.

Royer ahora está trabajando en la estimación de la cantidad de plástico expuesto al sol en todo el mundo para que pueda encontrar formas de limitar su contribución a las emisiones de gases de efecto invernadero que causan el cambio climático.

Fuente: http://www.lr21.com.uy/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.