La precipitación del cambio climático en el océano Ártico que incluye el deshielo de Groenlandia podría elevar los niveles del mar en hasta 1.6 metros para 2100, según un informe internacional publicado el martes.

Un incremento de estas características, por encima de las estimaciones científicas anteriores, se sumaría a las amenazas de las costas de todo el mundo, desde Bangladesh a Florida, las islas del Pacífico situadas a nivel del mar y ciudades como Londres o Shanghái.

Aumento del calor

«Los últimos seis años (hasta el 2010) han sido el período más cálido del que se tiene constancia en el Ártico», según el Programa de Vigilancia y Valoración del Ártico (AMAP) con sede en Oslo, que está respaldado por el Consejo del Ártico formado por ocho naciones.

La proyección se ha realizado en relación a los niveles de 1990. «Los glaciares del Ártico, los casquetes polares y la capa de hielo de Groenlandia suponen alrededor del 40% del incremento del nivel mundial del mar de alrededor de 3 milímetros al año, observado entre el 2003 y 2008», dijo dijo la comisaria europea del Clima, Connie Hedegaard.

El calentamiento del Ártico está produciéndose al doble de velocidad de la tasa mundial. El Comité Intergubernamental de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (IPCC) dijo en su último gran informe en el 2007 que los niveles mundiales del mar probablemente suban entre 18 y 59 centímetros para el 2100. pero esos números no incluyeron una posible aceleración del calentamiento en las regiones polares.

Y sin embargo… no se toman decisiones

«El estudio es otro recordatorio de lo urgente que se ha convertido abordar el cambio climático, aunque su urgencia no siempre es evidente ni en el debate público ni a tenor del ritmo de las negociaciones internacionales», agregó Hedegaard. Las conversaciones de la ONU para combatir el cambio climático están avanzando muy lentamente.

Naciones Unidas dice que las promesas nacionales para limitar la emisión de gases de efecto invernadero, procedente sobre todo de la quema de combustibles fósiles, es insuficiente para evitar cambios peligrosos. «Hay evidencias de que los dos componentes de la criósfera del Ártico -nieve y hielo marino- están interactuando con el clima para acelerar el cambio climático», dijo.

Fuente: CNN, Reuters, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.