El humo provocado por los incendios forestales que tienen lugar en Australia llegó hasta el continente latinoamericano. El humo viajó hasta América y cubrió los cielos de gran parte del centro y sur de Chile, Argentina y Uruguay, comunicaron los servicios metereológicos de ambos países.

«En la imagen se aprecia el humo [color café tenue] proveniente de los incendios forestales de Australia. El humo ha sido transportado por el flujo de aire hasta Chile y Argentina», señaló MeteoChile a través de su cuenta de Twitter, adjuntando una imagen satelital de la nube de humo.

Nube gigante

El humo es visible desde los cielos de casi todas las ciudades del sur y del centro de Chile, alcanzando incluso hasta la ciudad de Coquimbo, en la parte centro norte del país. MeteoChile explicó que, a pesar de que la nube produce una especie de bruma que da la sensación de que el día estuviese nublado, no se percibe el olor a quemado ya que la nube está a mucha altura.

Santiago Gassó, investigador asociado de la NASA, escribió en su cuenta de Twitter: «esta mañana una nube de #humo gigante en el centro de #Chile y en Neuquén y Mendoza en #Argentina; probablemente es humo de Australia con contribución de incendios en el S. de Chile». A su vez, el Servicio Metereológico Nacional (SMN) público desde las redes sociales que «El humo de los incendios de Australia llegó nuevamente a Argentina».

El humo «es transportado por los sistemas frontales [el espacio entre dos masas de aire] que se desplazan de oeste hacia el este» sin que se prevean más consecuencias que un «atardecer y un Sol un poco más rojizo», aclaró el SMN. Los aerosoles y partículas generadas en los incendios «son bastante grandes y dispersan mucho mejor las ondas que corresponden a los colores naranjas y rojos», de modo que esos colores son los que mejor distingue el ojo humano «y por ese motivo, el cielo se vuelve mas rojizo», añadió el Servicio Meterológico.

El fenómeno podría permanecer varios días

Por su parte, el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) confirmó el martes el ingreso al territorio nacional de humo proveniente de los incendios generados en Australia. La gerente técnica del organismo, Lucía Chiponelli, puntualizó que las imágenes satelitales de la tarde del lunes verificaron que existía una nubosidad similar a la que se percibió en Chile y Argentina y que luego se extendió al sur de Brasil.

Según explicó «los incendios tomaron proporciones gigantescas con focos de calor muy grandes, como una erupción volcánica» y sus partículas llegaron a 13 mil kilómetros de donde partieron, al alcanzar altos niveles en la atmósfera donde la circulación de los vientos es de este a oeste.

Así atravesaron el Océano Pacífico, llegaron a chile, cruzaron la Cordillera de los Andes, llegaron a Argentina y el lunes ingresaron a Uruguay por el suroeste. El pronóstico de Inumet indica que si no se logran sofocar los incendios el humo puede permanecer por varios días en la región, en tanto se vigila con atención cualquier eventual efecto en la aviación.

El primer ministro Scott Morrison anunció la inversión de 1.400 millones de dólares a través de la recién creada Agencia Nacional de Recuperación de Incendios Forestales para recuperar las zonas afectadas por el fuego. Hasta el momento fueron imputadas 24 personas por provocar las llamas de manera deliberada.

Fuente: https://mundo.sputniknews.com/, Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.