En este video captado en un parque de Louisiana, EE.UU, se escuchan las exclamaciones de consternación y hasta diversión: ¡Oh, Dios mío!, dice una voz en off cuando el felino se aproxima entre curioso y agresivo a un cocodrilo. El reptil abre sus fauces, pero ni eso parece amedrentar al felino que le lanza un par de zarpazos indicándole donde está el camino de vuelta.

Se mete en el agua por unos segundos hasta que el orgullo propio le hace regresar al campo de batalla y ahí lo está esperando ‘Silvestre’ que permanece inmutable siguiéndolo con la vista. Otra escena de provocación y el cocodrilo resignado se mete en el agua, quizá un poco humillado por este pequeño rival. El video le ha dado la vuelta al mundo aquí lo dejamos para que puedan apreciar como el gato sigue siendo uno de los felinos más ‘peligrosos’ del mundo.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.