Las naciones del Grupo de los Siete se comprometieron este domingo a ampliar rápidamente las tecnologías y políticas que aceleren la transición de la generación de carbón a fuentes de energía limpia, incluida la cancelación para finales de 2021 de nuevos apoyos gubernamentales a la explotación de carbón.

Los países, en un comunicado posterior a su cumbre en Gran Bretaña, confirmaron las promesas de aumentar las ayudas financieras climáticas como parte de los esfuerzos para reducir las emisiones que contribuyen al cambio climático y así ayudar a avanzar hacia una energía más limpia, aunque grupos climáticos dijeron que las promesas firmes de efectivo y otros detalles habían desaparecido.

¿Palabras vacías?

«La generación de energía a base de carbón es la principal causa de emisiones de gases de efecto invernadero», dijeron las siete naciones: Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, Francia, Alemania, Italia y Japón, y agregaron que «la inversión global continua en la generación de energía a base de carbón es incompatible con la meta de mantener el aumento de la temperatura en 1,5ºC”.

«Hacemos hincapié en que las inversiones internacionales en carbón sin cesar deben detenerse ahora y nos comprometemos a poner fin al nuevo apoyo gubernamental directo para la generación de energía de carbón térmico internacional para fines de 2021», dijeron. El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, en un comentario posterior a la cumbre, señaló un compromiso de hasta $2 mil millones «para apoyar a los países en desarrollo en su transición a fuentes de energía limpias”.

Las naciones, en su declaración, se comprometieron a centrarse en otras tecnologías, incluida la captura de carbono, para ayudar a acelerar la transición desde el carbón. «Nos enfocaremos en acelerar el progreso en electrificación y baterías, hidrógeno, captura, uso y almacenamiento de carbono, aviación y transporte sin emisiones, y energía nuclear para aquellos países que opten por usarla», dijo el comunicado.

“Ahogados en promesas”

Por otra parte, cientos de personas se manifestaron este fin de semana cerca del hotel donde se desarrolló la cumbre del Grupo de los Siete (G7) en el sur de Inglaterra, para exigir menos promesas y más acciones contra el cambio climático. La marcha recorrió el centro de la pequeña ciudad costera de Falmouth que fue tomada por los miles de policías que el gobierno británico desplegó este fin de semana en el condado de Cornualles para proteger la cumbre del G7.

“El abismo entre promesas y acciones nunca ante ha sido más amplio”, aseguró en Twitter la sección de Bristol de Extinction Rebellion, que acusó a los líderes de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido de no tomar las medidas elementales para cortar los subsidios a los combustibles fósiles en 2025.

Tras denunciar que “nos están ahogando en promesas”, los activistas alertaron que las compañías que se benefician de esa fuente de energía intentan sembrar dudas sobre el cambio climático y gastan millones de dólares en publicidad engañosa, cabildeo e influencia política.

“Los bancos y otras instituciones financieras gastan millones de millones de dólares en combustibles fósiles, la deforestación y otras industrias ecocidas, mientras prometen que alcanzarán el objetivo de cero emisiones de gases contaminantes para 2050”, agregó el movimiento ambientalista.

Fuente: https://www.reuters.com/, https://www.prensa-latina.cu/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.