Doscientos mirlos fueron hallados muertos en las primeras horas del 2012 en un pequeño pueblo de Arkansas (EE. UU.). Se trata de la segunda vez que ocurre este extraño incidente. La víspera del pasado Año Nuevo al menos 3.000 aves fueron encontradas muertas en este mismo lugar, que es un punto de paso en la ruta migratoria de esta especie de ave.

Según la versión más probable barajada por los ornitólogos, la ‘lluvia de aves’ se debe al estallido de fuegos artificiales, que habría asustado a una bandada que volaba cerca del lugar de los festejos y que, debido al estrés que les provocó la pirotecnia, empezaron a volar en direcciones caóticas chocando contra edificios y otros obstáculos que encontraron en su trayectoria.

Crimen intencional

Según informa CNN, «alguien entró en una gran zona de descanso para mirlos en Beebe, Arkansas, cerca de la medianoche del 31 de Diciembre, y encendió fuegos artificiales, lo que contribuyó a la muerte de decenas de aves», de acuerdo a un portavoz de la fauna del estado.

Sin embargo, persisten dudas sobre la intención de la persona o de las personas que encendieron fuegos artificiales que mataron a cerca de 200 mirlos el primer fin de semana de 2012. A la luz de las muertes del año anterior, un oficial de la fauna del estado y oficiales de policía de Beebe patrullaron la zona, conscientes de los peligros que los fuegos artificiales representan para los mirlos.

El año pasado, casos similares de inexplicables muertes masivas de aves se registraron en los estados norteamericanos de Luisiana y Kentucky, así como en Suecia, Italia, Canadá y Turquía.

Miles de peces muertos en Noruega

En la playa de Kvaenes en Nordersia, al norte de Noruega, se encontraron 20 toneladas de peces muertos. Fue Jan- Petter Jorgensen quien se topó con esta inquietante imagen cuando paseaba a su perro y dio la voz de alarma. Según la gente de la zona no es la primera vez que ocurre algo así, pues en los años 80 ya se vivió una situación similar.

Los expertos ya han desarrollado distintas teorías que podrían explicar este sorprendente hallazgo. Es posible que una tormenta les empujara hacia la costa, que en su huída de depredadores acabasen atrapados por la marea o que las corrientes fluviales o marinas terminasen por llevarles a esta muerte masiva.

Jens Christian Holst, del Instituto de Investigación Marina, ha declarado que se llevarán a cabo una serie de pruebas e investigaciones que determinarán si estas 20 toneladas de peces han muerto a causa de una enfermedad.

Fuente: RT, CNN, ABC, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.