La jueza estadounidense Sharon Gleason, de Alaska, bloqueó una iniciativa del presidente Donald Trump a favor de permitir las exploraciones de petróleo y gas en los océanos Ártico y Atlántico, divulgaron hoy informaciones de prensa. Tal fallo, consideraron diferentes voces, representa un triunfo para los ecologistas que se oponen de forma directa a los planes del mandatario republicano.

Según la magistrada, el intento del gobernante de posibilitar la perforación en más de 50 millones de hectáreas, incluidos los gélidos mares de Beaufort y Chukotka, resulta ilegal. El veredicto de Gleason mantiene sin variación una política adoptada en 2015 por el entonces presidente norteamericano, Barack Obama, con el fin de proteger esos lugares de gran valor ecológico, apuntaron los reportes periodísticos.

Protección de invaluables ecosistemas

Las prohibiciones de Obama seguirán vigentes hasta que el Congreso las revoque, afirmó la jueza, quien consideró que Trump había excedido las competencias que le otorga la Presidencia bajo una ley de 1953 para las exploraciones de gas y petróleo.

Particularmente, de acuerdo con la jueza, esa norma establece que los mandatarios tienen poder para decidir que no se pueden perforar algunas zonas; pero solo el Congreso tiene capacidad para autorizar las referidas exploraciones. Durante años, las compañías petroleras han soñado con la exploración de gas y petróleo en las aguas del Ártico, que poseen unos 30 mil millones de barriles del primer recurso, según cálculos del Servicio Geológico estadounidense.

Una vez más, las cortes le recuerdan a Trump que no está por encima de la ley y que no puede vender la tierra y el agua de los norteamericanos sin importarle el clima o la opinión pública, expresó la organización defensora del medio ambiente Sierra Club.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.