Al menos una persona murió y más de 4 millones se quedaron sin electricidad en Texas luego de que un inusual descenso de la temperatura forzó al operador de la red eléctrica del estado a imponer apagones rotativos debido a una mayor demanda de energía.

Se sospechaba que la causa de la muerte de la persona fue la exposición a “temperaturas extremadamente bajas”, dijo el jefe de policía de Houston Art Acevedo en Twitter. La ola de frío que arrasó Texas también llegó a la parte norte del vecino México, donde las autoridades dijeron que 4,7 millones de usuarios se quedaron sin energía el lunes temprano. Hacia el mediodía, se restableció el servicio a casi 2,6 millones de ellos.

Red eléctrica congelada

El presidente Joe Biden declaró el estado de emergencia el lunes, desbloqueando la asistencia federal a Texas, donde las temperaturas oscilaron entre -2ºC y -22ºC. “La red eléctrica de Texas no se ha visto comprometida. La capacidad de algunas empresas que generan la energía se ha congelado”, escribió el gobernador Greg Abbott en Twitter. “Están trabajando para que la generación vuelva a estar en línea”.

Abbott también desplegó la Guardia Nacional en todo el estado para ayudar en la restauración de la electricidad. El Aeropuerto Intercontinental George Bush de Houston dijo que permanecería cerrado hasta al menos la 1 p.m. CST (1900 GMT) del martes, mientras que el Aeropuerto Hobby de la ciudad dejó de operar hasta al menos el mediodía del martes debido a las inclemencias del tiempo.

La congelación también afectó a la industria energética del estado, con mucho el mayor productor de crudo del país, cerrando refinerías de petróleo y forzando restricciones a los operadores de gasoductos. Aparte de Texas, gran parte de los Estados Unidos sufrió un clima escalofriante durante el fin de semana festivo del Día de los Presidentes.

Masa de aire frío del Ártico

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS) dijo que una masa de aire del Ártico se había extendido hacia el sur, mucho más allá de las áreas acostumbradas al clima helado, con advertencias de tormenta de invierno publicadas para la mayor parte de la región de la costa del Golfo, Oklahoma y Missouri.

En Louisiana, donde las temperaturas bajo cero también provocaron cortes de energía y cierres de carreteras, algunas parroquias impusieron toques de queda para mantener a los residentes fuera de la carretera. Otras 110.000 casas y negocios quedaron sin electricidad el lunes por la noche.

El Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT) buscó reducir el uso de energía en respuesta a un récord invernal de 69.150 megavatios el domingo por la noche, más de 3.200 MW más que el pico de invierno anterior en enero de 2018.

Sin luz por el clima extremo

Aproximadamente 10.500 MW de carga del cliente se eliminaron en el punto más alto, suficiente energía para servir a aproximadamente 2 millones de hogares, dijeron, y agregaron que el clima extremo hizo que muchas unidades generadoras de todos los tipos de combustible se desconectaran y dejaran de estar disponibles.

“Las interrupciones controladas continuarán hasta hoy y mañana temprano, posiblemente todo el día de mañana”, dijo Dan Woodfin, director de operaciones de sistemas de ERCOT, en una sesión informativa.

Las tormentas deshabilitaron casi la mitad de la capacidad de generación de energía eólica del estado el domingo. La generación eólica se ubica como la segunda fuente más grande de electricidad en Texas, y representa el 23% de los suministros de energía del estado, estima ERCOT.

Por primera vez en la historia

De los más de 25.000 MW de capacidad de energía eólica normalmente disponible en Texas, 12.000 MW estaban fuera de servicio el domingo por la mañana, dijo una portavoz de ERCOT. Un aviso de emergencia emitido por el regulador instó a los clientes a limitar el uso de energía y evitar una interrupción incontrolada en todo el sistema.

Debido al frío extremo en la región donde opera, Southwest Power Pool, con sede en Arkansas, dijo que había ordenado a miembros de los servicios públicos que implementaran apagones continuos. “En nuestra historia como operador de red, este es un evento sin precedentes y marca la primera vez que SPP ha tenido que solicitar interrupciones controladas del servicio”, dijo el vicepresidente ejecutivo Lanny Nickell en un comunicado.

El NWS dijo que la generación de tormentas desde el Ártico no disminuirá hasta finales de esta semana. Hay otra tormenta en camino que llegará el miércoles, y se espera que traiga más nieve, hielo y aguanieve desde la península de Texas a través de Kentucky, Washington DC y hasta la ciudad de Nueva York, Nueva Jersey y Boston. “Realmente el clima no se calentará hasta al menos el viernes”, dijo David Roth, del NWS Weather Prediction Center. “No vamos a tener un descanso”.

Fuente: https://www.reuters.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.