[dropcap]L[/dropcap]a senadora de EE.UU. Barbara A. Mikulski ofreció sus disculpas por permitir que se aprobara el proyecto de ley de Seguridad Agraria, que libera de responsabilidades legales a compañías de semillas transgénicas como Monsanto.

Su portavoz emitió un comunicado con disculpas después de que la aprobación de la norma despertara fuertes críticas en la opinión pública. El texto, publicado en la página oficial de la senadora, indica que Mikulski no respaldó el proyecto de ley y agrega que “la senadora entiende el enojo causado por esta disposición”.

 photo monsanto1_zps4781c41a.jpg

«Manos atadas»

Barbara Mikulski ocupa el cargo de presidenta del Comité de Asignaciones del Senado desde el pasado mes de diciembre. El comunicado sugiere que es probable que Mikulski no hubiera permitido que la ley entrara en vigor si hubiera estado antes al frente de este organismo (fue nombrada el pasado mes de diciembre). Pero ahora, como jefa del Comité, “tuvo que dejar a un lado muchas de sus propias prioridades para conseguir que un proyecto de ley se aprobara en el Senado”.

[quote]En declaraciones al diario ‘Baltimore Sun’, Colin O’Neil, del Centro para la Seguridad Alimentaria, declaró que su equipo espera que Mikulski no permita en un futuro que disposiciones parecidas a la de Seguridad Agraria se conviertan en ley. Asimismo, confirmó que es muy probable que ella no haya apoyado esta medida: «Sus manos estaban atadas por las negociaciones que se habían celebrado previamente», dijo.  [/quote]

Recientemente, Barack Obama firmó la ley financiera de plazo limitado H.R.933, una parte de la cual, conocida como Seguridad Agraria, protege a compañías de semillas transgénicas como Monsanto frente a litigios suscitados por la venta de sus productos.

 photo monsanto2_zps8fc9f45c.jpg

Poder absoluto

La ley de Seguridad Agraria (Farmer Assurance Provision) -que sus opositores denominan la ‘Ley de Protección de Monsanto’ (Monsanto Protection Act) por considerar que está diseñada indirectamente por la compañía Monsanto-, niega autoridad a las cortes de justicia federales para detener inmediatamente la plantación y venta de cosechas transgénicas, al margen de que representen un riesgo para la salud de los consumidores. 

Antes de ser firmada la nueva norma, el Departamento Estadounidense de Agricultura (USDA) debía aprobar toda siembra y venta de semillas transgénicas. Los cambios en el marco legal permiten ahora a compañías como Monsanto sembrar sus semillas modificadas sin el visto bueno previo de la USDA.

Fuente: RT, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.