Una grieta de 30 metros en el Parque Nacional Grand Teton en Wyoming ha llevado a los funcionarios a cerrar ciertas áreas a los turistas. Hidden Falls e Inspiration Point, lugares emblemáticos en Grand Teton, ahora están cerrados al público debido a un posible riesgo de seguridad y los guardaparques están iniciando una evaluación de riesgos, según un comunicado del Servicio de Parques Nacionales.

El Superintendente David Vela dijo, «la seguridad humana es nuestra prioridad número uno, y con mucha precaución estamos cerrando temporalmente esta área hasta que podamos evaluar adecuadamente la situación». La grieta en la pared rocosa es un peligro común relacionado con desprendimientos de peñascos de acuerdo con una fuente del Servicio Geológico de EEUU. Las autoridades dijeron que no saben cuánto tiempo permanecerá el cierre.

El coloso de Yellowstone

El Parque Nacional Grand Teton se encuentra cerca del supervolcán Yellowstone, que hizo erupción por última vez hace 630.000 años y expulsó 386 kilómetros cúbicos de roca, cenizas y polvo volcánico hacia el cielo y dejó una depresión de 54 km por 80 km en el suelo.

Si bien es probable que la fisura sea el resultado de una actividad sísmica normal en el área, cualquier movimiento relacionado con Yellowstone genera preocupación sobre la que podría ser la erupción más catastrófica de todos los tiempos. El Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS) tiene un nivel de alerta codificado por color para todos sus volcanes, desde el verde (normal) al rojo (erupción inminente o en curso). Yellowstone está en nivel verde, por lo que no hay motivo de preocupación.

Sin embargo, el volcán ciertamente no está extinto y continúa exhibiendo una impresionante actividad. El géiser Steamboat ha entrado en un período de frecuentes erupciones masivas de agua, pero estos no tienen implicaciones para futuras erupciones volcánicas.

¿Cómo sería una super erupción?

Y solo en junio de 2018, se detectaron 76 sismos en la región del Parque Nacional de Yellowstone. Cada año, la caldera de Yellowstone (una gran cavidad parecida a un caldero) cede unos centímetros, un patrón que comenzó en 2015. Un supervolcán es miles de veces más poderoso que un volcán regular y podría provocar cambios en todo el mundo.

Si bien las posibilidades de que esto ocurra son muy bajas, en 2014 un equipo de científicos publicó un documento que se atreve a indagar sobre cómo podría ser una súper erupción del Yellowstone. En el informe hipotético, los científicos encontraron que la erupción estaría precedida por señales de advertencia masivas e imperdibles.

La actividad sísmica intensa se sentiría en todo el parque, con terremotos que tomarían semanas o meses para romper las rocas sobre el magma. Cuando finalmente llegara la erupción sería 1,000 veces más poderosa que una erupción volcánica regular. El volcán expulsaría al menos 300 kilómetros cúbicos de material, y la lava no sería el problema. Un flujo piroclástico provocaría que la ceniza volcánica se eyectara al aire y se diseminara por todo Estados Unidos. Podría posiblemente devastar los estados de Wyoming, Idaho, Colorado, Montana y Utah.

No debemos sentir temor

El medio oeste y las dos costas obtendrían algunos centímetros de cenizas. Esta cantidad de ceniza sería devastadora. Podría matar personas, plantas, animales, destruir edificios y aplanar ciudades. Incluso las áreas periféricas sentirían el impacto, con granjas destruidas, carreteras y alcantarillas bloqueadas y problemas respiratorios agravados.

Una erupción volcánica así de grande también tendría efectos importantes en el clima global. Los volcanes pueden emitir aerosoles de azufre que reflejan la luz solar de vuelta a la atmósfera y refrescan el clima. Por ejemplo, la poderosa erupción del Monte Tambura en 1815 redujo las temperaturas globales, provocó un clima extremo y produjo malas cosechas.

Sin embargo, los expertos aseguran que no debemos preocuparnos demasiado, a pesar de los temores de que una erupción pueda ser inminente, el apocalipsis no está sobre nosotros. El USGS dice que las probabilidades de que Yellowstone entre en erupción son 0.00014 por ciento, más bajas que las posibilidades de ser golpeado por un asteroide gigante. De hecho, algunos especialistas dicen que el supervolcán nunca volverá a entrar en erupción.

Fuente: http://www.foxnews.com, https://www.express.co.uk/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.